Aixi

el blog de ailian

Propiedad privada y la carrera de la acaparación

with 6 comments

La idea que más a provocado daño a la sociedad humana desde sus comienzos es el concepto de propiedad privada.

En las sociedades antiguas, tal y como las describe Bartolomé de las Casas en su Historia de las Indias y otros autores que han estado en contacto con sociedades primitivas el concepto de lo mío, como de uso propio y exclusivo,  no existe. Al contrario, todos los bienes son de uso compartido y ni siquiera existe la idea -que tanto asombró a los indios de norteamérica- de poseer la tierra en la que se vive.

En una sociedad en donde nadie detenta el uso exclusivo y privado de nada, significa que todos tienen disponibles los recursos que la misma provee. Esto elimina de un plumazo varios de los problemas que asolan a la humanidad:

– El hambre: Lejos de creernos que no hay alimentos para todos, cuando se sabe que la Unión Europea tira los excedentes de comida para que los precios no bajen. Incluso un país como Etiopía en donde muchos de sus habitantes pasan hambre, en pos de la acaparación y el negocio de unos pocos exportan comida a otro países. El hambre, pues, no es un derivado de la falta de recursos, si no de la privatización y mercantilización de los alimentos.

– Las guerras: Quizás debería llamar al Capitan Obvio para decir esto. Las guerras, como hemos visto recientemente con el caso de Irak, no son más que la institucionalicación de los atracadores de toda la vida. Toda esa historia que se enseña en las escuelas, de conquistadores y reyes, es la historia de una pandilla de delincuentes asesinos. Que matando y destruyendo fueron apropiándose de las cosas, decidiendo que lo que antes era público, ahora era exclusivo, que lo que era de unos ahora era suyo. Vamos, como el que te atraca en una esquina a punta de navaja pero a lo grande. Esta gentuza, de la que descienden los reyes y nobles en europa, por ejemplo, son los primeros promotores de esa idea nefasta que es la propiedad privada.
De esto se deduce, muy claramante, que la propiedad privada se ha creado e implantado encima de muchos cadáveres. Es una idea bañada en sangre desde sus inicios.

– Los robos: Nada más que decir. Si no hay propiedad privada, el robo desaparece con ella, pues no hay nada que robar.

Y para hacerlo breve, con la desaparición de la propiedad privada desaparecen: la necesidad del dinero, la burocracia y probablemente el estado.

Puescomo ya explicó Engels la propiedad privada y la idea de estado van juntitos de la mano. Es por eso que no debe sorpendernos que los estados modernos, salvo honrosas excepciones, protejan y fomenten el derecho de propiedad hasta llevarlo a los límites absurdos a los que estamos llegando. Si ya la propiedad privada tradicional, por llamarlo de alguna manera, ha creado estragos a lo largo de la histroria de la humanidad, no digamos la que se avecina si se salen con la suya los usurpadores de lo ajeno. Por que si ya me parece que el estado de las cosas esta mal y es complicado de revertir, por lo menos deberiamos estar atentos a no permitir lo que se está cociendo que es:

– Privatizar las ideas: de esto ya hay mucho dicho y escrito en internet, y ya se están creando las estrategias para minimizar estas leyes absurdas que pretende limitar la creatividad humana. Las licencias Creative Commons es una de ellas.

-Privatizar los alimentos: todas las patentes que se están permitiendo sobre semillas son un nuevo intento de usurpar lo que es común para ser acaparado por unos pocos. Hasta hace nada cualquiera podía cojer cualquier semilla, de cualquier fruto, y plantarlo y dejarlo crecer. Si proliferan estas patentes, si las semillas genéticamente modificadas contaminan las naturales y se convierten por arte de mágia en modificadas tambien y por tanto patentadas… en breve nos encontraríamos con que tendríamos que pagar royalties por plantar nuestros propios tomates. Un absurdo. Eso sin contar con que se están modificando las plantas especialmente para que sean estériles, de manera que el agricultor, que antes disponía de las semillas que producían sus propias plantas debería comprarlas una y otra vez. Esto supone un encarecimiento artificioso de la producción alimentaria y un peligroso control de la misma por unas pocas empresas. El hambre de acaparación generando más hambre en el mundo.

-Privatizar los genes: Ya hay un 20% de los genes humanos patentados. ¿Pero que es esta desfachatez? Las patentes se crearon para proteger a los inventores. Pero ¿quien ha inventado esos genes? ¿no son descaradamente un patrimonio de la humanidad? Los usurpadores no tienen límites. Empezaron con la tierra, los territorios. Continuáron con los instrumentos, los medios. Siguieron con las ideas, pretenden los alimentos y ahora los genes, los seres vivos.

Esto ya no lo debemos permitir. La historia de la propiedad privada es la historia de un engaño. El principio de las desigualdades sociales, del hambre y la miseria. La historia de unos asesinos y usurpadores que estan enfermos mentales. Que piensan en acaparar más y más cuando no pueden hacer uso de todo lo que tienen. Es un sueño de Poder, basado en la destrucción y el desprecio del otro. Todo esto es lo que se defiende con la propiedad privada. Y a estos extremos de acaparación hasta el absurdo está llegando si no lo paramos a tiempo.

El ser humano prospera no cuando tiene más y más bienes materiales. No cuando consigue quitárle a otros para almacenar más poder y bienes.

El ser humano prospera cuando se pregunta cosas, cuando comprende un poco más el Universo, cuando crea arte, cuando ayuda a otros, cuando comparte lo que tiene, cuando genera alegría y bienestar. Esa es la auténtica prosperidad. No nos dejemos engañar.

Anuncios

Written by ailian

6 noviembre 2009 a 5:48 pm

Publicado en sociedad

Tagged with

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. desde pequeña siempre he tenido tendencia a regalarlo todo, a no dar importancia a mis cosas materiales, ni a las de los demás…esto me ha traído verdaderos problemas xD me ha gustado mucho tu post

    sandra

    6 noviembre 2009 at 8:08 pm

    • Gracias, me animas a seguir escribiendo!

      ailian

      6 noviembre 2009 at 8:21 pm

  2. Con todos mis repetos Ailian, tanto este post como el posterior me parecen un monton de sandeces y lugares comunes. Estoy seguro que eres muy capaz de escribir cosas mejores y quiero pensar que esto es el entrenamiento para contarnos algo realmente nuevo y … bueno.

    Juan

    30 noviembre 2009 at 1:03 pm

  3. Das una explicación muy simple y agradable de El Capital (Marx), aunque falta explicar las causas y consecuencias del sistema en cuestión.
    Siempre nos generamos preguntas acerca de lo que sucede, de abstracciones sociales a las cuales no les damos una explicación causal. Lo absurdo es que para tal hecho necesitaríamos dejar de ser humanos para percibir la objetividad del momento y asi determinar que debemos dejar de hacer o cuál camino tomar para encaminar al presente al destino deseado… algo completamente Utópico.
    Jesús era un hombre que no creía en la propiedad privada y la religión que los oportunistas erigieron sobre su nombre, se basó principalmente en el principio de posesión. Llegamos al punto de tu artículo reciente, crearon la propiedad de un Dios.

    paramo85

    3 diciembre 2009 at 7:57 am

  4. […] en donde los hijos son educados comunitariamente, en donde los bienes son compartidos – sin propiedad privada- y por tanto sin […]

  5. […] en donde los hijos son educados comunitariamente, en donde los bienes son compartidos –sin propiedad privada- y por tanto sin […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: