Aixi

el blog de ailian

Así le luce el pelo a Ana Pastor

with 121 comments

Quería evitar escribir en el blog cosas de actualidad, porque en pocos días un artículo se hace viejo y obsoleto. Pero este tema me ha podido y voy a hacer una excepción.

Ana Pastor en la entrevista

 

Los vomitivos halagos que se ha llevado Ana Pastor en la entrevista que hizo al presidente iraní Ahmadineyad por toda la red merecen una réplica contundente. No conocía a esta “periodista”, así, en comillas. Y lo pongo en comillas porque lo que ha hecho no es periodismo, sino televisión espectáculo. Esta mujer es una estrella televisiva, parece salida de una teleserie o de una novela venezolana. Fotogénica, guapa y quizás buena actriz… pero no periodista. Se sabe bien el guión, y antepone destacar ella misma como personaje dejando en segundo plano la posibilidad de obtener información inédita o interesante del entrevistado. Por lo menos en este caso.

Vayamos por partes.

A la pregunta “¿Se tiene que intervenir en Libia?” el presidente iraní responde que no. Que los ejemplos de Irak y Afganistán demuestran que esa opción no soluciona, sino que más bien empeora las cosas. ¿Y qué hace Ana Pastor? No escucha. No le interesa ni le gusta esa respuesta. Y a partir de ahí, prácticamente al principio de la entrevista, empieza su naufragio como periodista. Porque en lugar de mostrarse imparcial y profundizar en las respuestas quiere imponer su criterio. Da a entender con argumentos e insistencia que se tiene que hacer una intervención en Libia.

En este punto es necesario analizar al entrevistado. Ahmadineyad será lo que ustedes quieran, pero no tiene un pelo de tonto. Muchos de los halagadores de la Pastor han enaltecido su “valentía” a la hora de tocar temas peliagudos para Irán. Menuda memez. ¿De verdad se piensan que el presidente iraní no se esperaba esas preguntas de un medio occidental? No solo se las esperaba, sino que se había preparado cuidadosamente las respuestas. Diríase incluso que Ahmadineyad se había preparado la entrevista muchísimo mejor que la Pastor. En ningún momento dudó, sabía a lo que iba y sabía muy bien la imagen y el mensaje que quería dar.

De esto la Pastor ni se coscó, ella iba con su guión, preparado por algún negro y p’alante. Repite y repite la misma pregunta, insiste e insiste que hay que intervenir. Y eso después de que Ahmadineyad le dijera: “Tienen que dejar de tener una visión colonialista”. Y de eso justamente peca la pastor, de soberbia colonialista. Desde la insistencia en imponer como se tiene que hacer las cosas en Libia hasta el patético truquito de quitarse el pañuelo.

Es de primero de entrevistología, permítaseme la licencia, que si el interlocutor ya ha dado una respuesta no la va a cambiar porque le repitas la misma pregunta mil veces. Era normal y previsible que el entrevistado repitiera entonces la misma respuesta. Si quería sacarle nueva información, le tenía que hacer nuevas preguntas y no insistir como dando a entender que esa no era la respuesta correcta. Y cuando Ahmadineyad insiste en la pregunta “Quién ha dado esos armamentos a la Libia?”, Ana Pastor pregunta: “¿A quién está acusando?”. Y ahí demuestra una vez más su ineptitud. Debería repasar sus apuntes, porque imagino que en la carrera, ¿que digo en la carrera? en la escuela secundaria habrá aprendido en algún momento la figura de la pregunta retórica. Y cuando el presidente pregunta de nuevo: “¿Quién vendió ese armamento?¿Algún país africano?” utilizando la ironía, ella, con la misma ineptitud de antes responde: “Yo no lo se”. Está la mujer tan pagada de sí misma que se cree que le pregunta a ella. Querida, siento decepcionarte pero el hombre lanzaba la pregunta para hacer reflexionar al espectador, no porque esperara una respuesta tuya.

Para rematarlo, ante los hechos constatado de los que habla Ahmadineyad, o sea que las dictaduras de Oriente Medio eran apoyadas militar y económicamente por EE.UU. y Europa, ella responde (como si fuese el papel de un entrevistador defender una posición) que Irán está acusado de provocar las revueltas de Yemen y Bahrein. Acusación que proviene de Hillary Clinton, vicepresidenta de EE.UU. y que carece de pruebas. Es decir, mezcla churras con merinas, hechos constatados con especulaciones. Esto se lo da a entender el presidente iraní, volviendo hábilmente a utilizar las preguntas retóricas para que el espectador las responda por sí mismo en su casa: “¿De quién son las bases militares extranjeras instaladas en esos países?¿Con quién tenían contratos de provisión de armamento, con nosotros o con EE.UU. y Europa?”. Y ella, mostrando una ineptitud que a mi me dio vergüenza ajena responde con soberbia: “Presidente, no se en su país pero en el mío los periodistas somos los que hacemos las preguntas”. Admiro la paciencia de Ahmadineyad, por que era para decirle en toda la cara: “Oiga señora, que no le estoy preguntando a usted, la pregunta se responde sola. Perdone pero, ¿usted tiene estudios? Ahora  que se lo pregunto a usted”.

Y a  mitad de la entrevista, el presidente iraní le hace jaque mate a la entrevistadora: “A usted le gustaría que contestase lo que usted quiere. Pero no es así. Usted tiene que preguntarme a mi y escuchar mi respuesta. Deje que los telespectadores oigan y juzguen por sí mismos”. Dio en el clavo. La Pastor buscaba en todo momento dirigir las respuestas, imponer un punto de vista sin tener el mínimo interés en el punto de vista del entrevistado. Y perdónenme pero a mi no me interesa en absoluto la opinión de Ana Pastor, ni la de TVE, ni de la vecina del quinto. Si miro una entrevista la opinión que quiero escuchar es la del entrevistado, sea Ahmadineyad, el Papa o Perico de los Palotes.

Ahmadineyad

Y la verdad es que Ahmadineyad no dice tonterías. Con la frase lapidaria pero terriblemente cierta de “Dígame un solo dictador en el mundo que no haya estado apoyado por EE. UU. y Europa”. Va a la raíz del problema y descubre también la hipocresía de Occidente. ¿Con qué autoridad moral pretenden criticar a otros países cuando ellos mismos han apoyado o apoyan a gobiernos dictatoriales como el de Pinochet, MusharrafAbdalá bin Abdelaziz?

Y tan preparada tenía la entrevista el presidente iraní, que cuando la Pastor intenta atacarle con el tema de los opositores él responde hablando de los “separatistas”. Y eso fue una estocada en toda regla. No solo por los argumentos que expuso, diciendo muy claro que por ser opositor no eres inmune a la ley y no puedes ir por ahí “incendiando edificios” (sic), sino que justamente con el tema vasco (aunque esto Ahmadineyad no lo sabe) es donde el gobierno español debería agachar la cabeza porque no está en posición de dar lecciones de democracia a nadie. Con periódicos cerrados, partidos ilegalizados y presuntas torturas a presos. Y ahí patina de nuevo Ana Pastor. O miente a sabiendas, que es peor, diciendo que en España no se persigue a los opositores.

Y en el único momento que podía realmente mermar la imagen de Ahmadineyad, lo desaprovecha. El tema de las lapidaciones y las ejecuciones a homosexuales no tenía posibilidad de escapatoria. Pero como ella es torpe, se le escapa. Pasa de puntillas y se pierde. Él, muy hábil, desvía la conversación hacia el tema de Israel y ella pica el anzuelo.

Mención aparte, y para acabar, merece el tema del pañuelo. Es evidente que estaba preparado. Desde el principio ella lo lleva mal colocado e incluso hay un momento en que se lo toca para asegurarse de que efectivamente se ha deslizado hacia atrás. La primera lectura de esto es que probablemente Ana Pastor esperaba incomodar al presidente iraní, quizás incluso provocar una reacción airada o que le llamase de alguna manera la atención. Pero Ahmadineyad no le da importancia, aparentemente, y se centra en su discurso. Y le gana el pulso. En todo momento es dueño de la situación, se muestra sonriente, no eleva en ningún momento el tono ni da muestra alguna de nerviosismo. Ella en cambio no para de moverse, pone muecas, demuestra estupor y se muestra impaciente interrumpiendo a menudo las respuestas del entrevistado. Incluso con expresiones inaceptables para un entrevistador medianamente decente como “pero… pero…” o “yo creo que…”. Usted, señora, no tiene que “creer” nada, no debe dar su opinión. Su función es hacer preguntas y si tiene que aportar algo son datos objetivos y punto.

La segunda lectura del gesto de quitarse el pañuelo es todavía peor. Muestra y demuestra que esta señora no es una periodista, sino una estrella televisiva. No quería hacer un programa informativo, sino lucirse ella. Cuando el entrevistador se pone en el papel de protagonista en realidad deja de serlo. Ahora, toda la entrevista pasa a segundo plano y el foco se centra en ella. La osada. La valiente. La bizarra.

Y cuando la entrevistadora pasa a primer plano, la entrevista y el entrevistado son meros comparsas. Es decir, aquello ya no es una entrevista. Se convierte en un espectáculo. Lo que dijo Ahmadineyad ya no importa. Solo fue un instrumento para el presunto, y digo presunto lucimiento de la diva. Y así ha sido, miles de alabanzas a ella. Guapa como una actriz de telenovela venezolana, heroína nacional, estrella de la televisión. Quizás sea todo eso, pero periodista, lo que se dice periodista… eso seguro que no lo es.

Anuncios

Written by ailian

16 marzo 2011 a 1:57 am

Publicado en actualidad

Tagged with , ,

121 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] Así le luce el pelo a Ana Pastor aixi.wordpress.com/2011/03/16/asi-le-luce-el-pelo-a-ana-p…  por Libey hace 3 segundos […]

    • Me encantaría que este post tuviera un enorme exito internacional, que te contrataran en la BBC o cualquier televisión importantísima, sólo para verte haciendo una entrevista a Ahmadineyad.

      María

      16 marzo 2011 at 2:43 pm

    • Lo que no entiendo es porqué Ana Pastor, sigue negando que si se dio cuenta de que el velo, se le había caído y optó por dejarlo así; cuando precisamente con ese gesto consigue más puntos que con toda la entrevista.(es obvio viendo el video que ella es absolutamente consciente de la posición del pañuelo en todo momento)
      Esto me hace darle credibilidad a que efectivamente el numerito del pañuelo estuviera preparado. Parece que Ana Pastor quiso provocar, pero sin arriesgar a que el iraní lo notase. Dice que fue accidental y que ni se dio cuenta. No reconoce que fue provocación, porque para eso si que hace falta valentía verdadera. ¿De que sirve un gesto valiente si a continuación lo niegas?
      ¿cual es vuestra teoría? ¿por qué no se atreve a reconocer que se quedó con la cabeza descubierta a propósito, si eso le da más merito? Miedo? A qué?

      mariam

      17 marzo 2011 at 3:20 pm

    • Me parece perfecto!! Totalmente alienado con lo que creo que pensamos muchísima gente.

      Cada vez que veo una entrevista de esta pseudo-periodista me doy más cuenta de que la falta de honestidad en la propia labor de entrevistadora es absoluta y que tan solo busca su propio lucimiento televisivo, todo esto acompañado de una enorme falta de buen gusto en sus interpelaciones, casi siempre tendenciosas e interesadas en reflejar su propia opinión, como si a alguien nos importara que piensa ella.

      A este experimento de periodista que es Ana Pastor se la ve el plumero y la auguro una pronta fecha de caducidad, como los yogures, será bonito verla sucumbir, momento en el que no me cabe duda que se venderá al mejor “pastor” , como una buena ganapanes que sin dudas es.

      No pido a los periodistas semblante Estoiscista, pero el patrón de esta señora es de un perfil bajísimo, cloaquero, espero que tenga un tiempo de reflexión profesional que la permita corregir tantos desaciertos, el tiempo lo dirá.

      Salud.

      EL DAVI

      5 octubre 2013 at 11:50 pm

  2. 100% de acuerdo. Menos en la falta ortográfica «Ha usted le gustaría…».

    Saludos,

    Perhi

    16 marzo 2011 at 2:21 am

    • Buf, que fallo. Corregido, gracias!

      ailian

      16 marzo 2011 at 2:28 am

      • Oye yo sin querer tocarte la moral, tienes fallos ortográficos tb en Oriente Medio, Occidente y o sea. A ver si llegas a portada Menéame, habrá que vestirse de gala por si acaso jaja… Felicidades, el contenido es impecable como ya dije.

        (Borra este comentario)

        Beeplg

        16 marzo 2011 at 2:46 am

        • No, lo dejo. Así te agradezco las correcciones. Uno mismo a menudo comete fallos que por mucho que revise no ve, por eso existe la figura del corrector.

          ailian

          16 marzo 2011 at 3:13 am

  3. Trolled Troll

    DemonDary

    16 marzo 2011 at 2:22 am

  4. Bravo ailian!
    100% de acuerdo.

    eustaquio

    16 marzo 2011 at 2:28 am

  5. De nada. Por cierto, no me resisto a colocar una entrevista que me llamó la atención por esto mismo que se dice en este artículo. La entrevista es a Esperanza Aguirre, y en ella Ana Pastor incurre en la misma praxis de mercenaria al servicio de lo que antes se llamaba el «frente cultural». Como Esperanza Aguirre explica su opinión sobre el Tea Party de una forma que Ana Pastor no consigue que sea comprometedora, ésta insiste en reformular el «titular» para conseguir su propósito:

    Perhi

    16 marzo 2011 at 2:33 am

    • Como la de Ahmadineyad, entrevista lamentable, irrespetuosa, retórica, banal y con un grado de autosuficiencia que pone de manifiesto la ignorancia y los complejos de la entrevistadora. Los entrevistados chapeau. Enhorabuena por el contenido del post.

      J

      17 marzo 2011 at 7:25 pm

  6. Chapó, de 10. Hacia falta este análisis de la entrevista.

    Beeplg

    16 marzo 2011 at 2:37 am

  7. Jur, pues si a esta chica se le llama periodista y se le ponen comillas, a todos los demás se les tendría que llamar perros falderos como mínimo.
    Que no consiga nada la mujer es normal tratando de entrevistar a gente que se enroca en su realidad, pone la cara de cemento y aguanta su postura monolítica cual bombardeo.

    piter

    16 marzo 2011 at 2:44 am

  8. Grandísimo artículo. Ahí va un retuit, y a ver si por una vez no triunfa el amarillismo…

    Por cierto, lo de perder el velo también lo atribuyo sin dudarlo a que se quiere “crecer” la señorita… Patético. Ha sido una gran oportunidad desperdiciada.

    Un saludo, y enhorabuena.

    Álvaro Blink

    16 marzo 2011 at 2:46 am

  9. “Como nunca veo informativos no conozco a Ana Pastor y seguro que como es guapa le escriben las preguntas”.

    Que tú no conozcas la trayectoria profesional de Ana Pastor y que además sea joven y guapa no signifia que sea “buena actriz” ni que le escriban las preguntas.

    Puede gustarte o no el estilo rápido y agresivo que la ha hecho famosa, pero cuando renuncias a tomártela en serio por su aspecto no es a ella a quien dejas en evidencia.

    Rebeca Ruiz

    16 marzo 2011 at 3:03 am

    • No te enteras… ains… o lo mismo es que no quieres enterarte, no hay más ciego que el que no quiere ver.

      Si eres capaz, analiza la entrevista a Ahmadineyad con objetividad, y no solo entre líneas, has de buscar el sentido (si lo tiene), el interés general, el significado último, de cada pregunta, y una vez hecho, analiza el conjunto, a todo esto, no puedes hacer el análisis sin olvidar ni un instante, la coyuntura a todos los niveles del entrevistado, si eres capaz de llegar a un análisis profundo y objetivo… la verdad saldrá a la superficie solita, triunfante.

      Ya sé, ya sé, vivimos en mundo donde tener criterio propio es difícil, requiere de un aislamiento verdaderamente duro, desesperante, pero es lo que hay, de todas formas, nunca fue fácil defender la verdad.

      El Séptimo Yonki

      26 mayo 2011 at 1:17 pm

  10. Para Rebeca Ruiz:

    Es lógico que no sea tomada en serio, porque lo que hace no es digno de respeto profesional. Yo sí he visto entrevistas hechas por ella, y al igual que Ailian quiero, al ver una entrevista, saber lo que opina el entrevistado, no lo que la entrevistadora quiere que el entrevistado diga. Para eso, sería más honesto y menos prepotente que hiciese un monólogo (como hace Sánchez Dragó).

    Perhi

    16 marzo 2011 at 3:13 am

  11. Muy muy buen artículo.

    Sinceramente no conocía tu blog, pero creo que has dicho exáctamente lo que me hubiera gustado decir a mí y las mismas reflexiones que pensé tras ver la tan anunciada entrevista… Me lanzé a Twitter y dije “un presidente terco entrevistado por una periodista aún más terca y que ha perdido los papeles”… Es más, yo creo que los perdió todos.

    Hubo un momento que aquello me parecía surrealista; ya no es cuestión de que muestres cierta imparcialidad como periodista que se supone que eres, o un mínimo respeto entrevistando al presidente de un país extranjero (al margen de si te gusta más o menos, eso no es asunto tuyo ni de los telespectadores); pero sinceramente, para mí el colmo fue ver a esta mujer -que nunca había visto y nunca pienso volver a ver- interrumpiendo constantemente y repitiendo las mismas preguntas una y otra vez… Yo pensaba “¿….pero está en el palacio presidencial de Irán, o de charla con unos amigotes en un bar de copas?”. De verdad, no daba crédito. ¿Y esto es periodismo??? Qué falta de profesionalidad, por Dios… Yo quería oir lo que tenía que decir Ahmadineyad, y sólo oía a Ana Pastor interrumpiendo y farfullando continuamente… Pensaba: “¿pero es que no se puede callar un momento, por lo que más quiera?”. Increíble y triste al mismo tiempo.

    Puro afán de protagonismo, gesticulaciones que no venían a cuento, y vuelvo a decir: para mí perdió los papeles por completo y la entrevista se le acabó yendo de las manos, sobre todo cuando Ahmadineyad la acabó poniendo en su sitio diciéndole: “A usted le gustaría que contestase lo que usted quiere. Pero usted tiene que preguntarme a mi y escuchar mi respuesta, y luego que los telespectadores oigan y juzguen por sí mismos”. Ahí el presidente iraní le dió una lección de periodismo a la “periodista”, le dijo lo que debía saber pero que parece ser olvidó cuando salió de la facultad… Nos puede caer mejor o peor este señor, y podemos estar más o menos de acuerdo con lo que diga y haga. Pero ahí tuvo más razón que un Santo, ¡vaya si la tuvo! La cazó al vuelo.

    Francamente, no entiendo los comentarios en las redes sociales diciendo que Ana Pastor puso en su sitio a Ahmadineyad… ¿qué entrevista vieron? ¿Quién puso en su sitio a quién…?

    De nuevo, mi más sincera ENHORABUENA por el artículo. Has dado en el clavo.

    Pablo

    16 marzo 2011 at 3:29 am

    • +1 a lo que dice Pablo.

      Un artículo muy bueno, mis más sinceras felicidades. Me ha gustado también el tono ácido del artículo, aunque no todo el mundo lo haya entendido igual :).

      Reyhan

      16 marzo 2011 at 2:08 pm

  12. No estoi en casi nada de acuerdo con tu critica de la entrevista, todo lo contrario…. un entrevista de alto NIVEL.

    alberto blanco

    16 marzo 2011 at 3:56 am

  13. Sin entrar a juzgar la situación en Irán, sí considero que a la periodista se le fue la pinza y le dieron una verdadera paliza. He visto otras entrevistas de Ana Pastor y me parece que intenta imponer a la fuerza las preguntas más por querer llevar la razón que por objetividad y, peor, para imponer sus propios criterios.

    Jaime

    16 marzo 2011 at 5:08 am

  14. Me ha gustado mucho tu post sobre Ana Pastor.Estoy absolutamente de acuerdo contigo.Pastor opta por la espectacularización del género de entrevistas para lograr “prestigio”.Está cerca de las formas de Sálvame.

    visualzink

    16 marzo 2011 at 6:39 am

    • Estoy de acuerdo al 100% con el artículo , y me alegro de escontrar a gente que piensa igual que yo . En algún sitio dije que las frase “En mi país las preguntas las hacen los periodistas” me sonó a DEC , Sálvame o Enmigos intimos” , De acuerdo en lo de las preguntas retóricas que no sabía como manejar , de acuerdo con lo de los gestos … como dice Pablo … en fin , con todo , lo único de la reflexión en que no estoy totalmente de acuerdo con el artículo no es comparable en la misma medida el asunto de los opositores , pero en cuanto a Ana Pastor , no puedo estar más de acuerdo … una pésima entrevista .
      Para que no haya juicios equivocados aclaro que soy mujer y que desprecio categóricamente las ideas y el régimen de Ahmadinejad.

      Mercedes Garam Masala

      23 marzo 2011 at 7:35 pm

  15. ¡¡¡Muy bueno, compañero ailian!!!

    RIPIO

    16 marzo 2011 at 10:13 am

  16. Yo he dejado de leer en lo de “vomitivos halagos”. Algo que empieza así no va a tener un mínimo de objetividad.

    jordisan

    16 marzo 2011 at 10:57 am

  17. Aupa Ailian!
    Me ha encantado tu analisis de la entrevista. Creo que lo has clavado. Es la “tecnica interrogatoria” de Pastor, repetir la misma pregunta una y otra vez hasta que, o bien, se cansa o el entrevistado se niega a volver a responder a la misma pregunta. Parece que si insisites en preguntar siempre los mismo acabaras consiguiendo un titular con el que poder darte autobombo: “Yo consegui la primicia”. El problema es que he visto cientos de “entrevistas” de Ana y jamas ha conseguido un titular digno de tal nombre! Gracias por este post, ailian!!!

    Esplu

    16 marzo 2011 at 11:01 am

  18. Yo vi la entrevista un rato y la verdad me parecio interesante, el modo de enfocar la entrevista.

    Me gustaria saber en tu opinion quien deberia haber hecho la entrevista, Federico Gimenez Losantos, Cesar Vidal, grandes periodistas todos ellos adalides de la imparcialidad.

    Saludos desde el otro lado del espejo

    Joserra

    16 marzo 2011 at 11:03 am

  19. Una cosa es criticar el contenido periodístico y otra muy distinta es arremeter contra la periodista con comentarios tan machistas y rancios como: “parece una estrella salida de una teleserie venezolana”, “iba con el guión preparado por algún negro”, “¿Usted tiene estudios?”, “Señora usted no tiene nada que creer!”… y sobre todo por el trato que le das a la periodista, aludiendo a ella como “la Pastor” cuando en ningún momento te refieres a “el Ahmodineyad”.
    Esta claro que el inconsciente nos juega malas pasadas y pone en entredicho lo progres y guays que somos.

    Nohemí

    16 marzo 2011 at 11:25 am

  20. No estoy nada de acuerdo con tu visión de la entrevista. Parece que estuvieras hablando de otra cosa. No sé si tu eres periodista, pero lo que es de primero de carrera es que cuando a un entrevistado le haces una pregunta y echa balones fuera, la función del periodista es repreguntar hasta que te responda. No tirar la toalla a la primera de cambio. Por ello, cuando Ahmadineyad dice que intervenir libia empeoraría las cosas, Ana Pastor le pregunta cual sería la solución Ahmadineyad cambia de tema constantemente y busca culpables de la revuelta en Estados Unidos y Europa!!! La labor del periodista estaba clara, REPREGUNTAR, no conformarse con lo que el político de turno responda aunque ello no tenga nada que ver con la pregunta.

    Con respecto a la pregunta que tu calificas como retórica “¿Quién vendió el armamento?…Vale, puede ser retórica, pero esa acusación debe darse con nombres no dejarlo en el aire, una vez más REPREGUNTAR.

    Con respecto a lo que dices que Pastor buscaba dirigir las respuestas… ¿Perdona? Ella lo que quería es que le respondiese!!!! si se iba por los cerros de Úbeda y nunca respondía nada claro.

    Cuando hablas de “una estocada en toda regla” por parte de ahmadineyad, yo lo único que veo es un total desconocimiento por parte del presidente iraní de la realidad terrorista en España.

    Y por último, tu primer párrafo y último, es tan frívolo que no merece ni contraargumentar.

    “Quería evitar escribir en el blog cosas de actualidad…” Sí, será mejor.

    Saludos!

    Á. Vidal

    16 marzo 2011 at 11:54 am

    • Suscribo palabra por palabra este comentario.
      La misión del buen periodista siempre es tener un objetivo a conseguir de la entrevista e intentar lograrlo, sino no vale para nada. Es de manual. No seguir preguntando sobre lo mismo de diferente manera, es solo darle ventaja al entrevistado. Lo siento. Pero no puedo estar más en desacuerdo con tu post.
      Un saludo.

      Olatz

      19 marzo 2011 at 2:07 am

  21. Ten cuidado, que con este post llevas la contraria a la opinion mayoritaria e imperante 😛

    Muy buen análisis de la “entrevista”. En estos tiempos, lo que se (mal) llama periodismo debería ser llamado propagandismo, y todos sabemos lo que hay detras de esta manipulación lingüística.

    Además, ya cansa el prototipo de “periodista-guapa-divina-de-la-muerte”, cuando en verdad es “busto-parlante-sin-título-y-tampoco-tan-guapa”, véase Sara Carbonero (más bien fea y recauchutada), Pastor, Mendizábal, Lara Álvarez, etc.

    Crudo lo tenéis los periodistas, pero ánimo, la gente es menos tonta de lo que “ellos” se piensan.

    JaJeJiJoJu

    16 marzo 2011 at 11:57 am

  22. No, por favor. No empiecen con las acusaciones de machismo, que es un recurso muy gastado. En serio, de verdad.

    Perhi

    16 marzo 2011 at 12:09 pm

    • Recurso?????
      Gastado??????
      Vives en esta realidad o en otra???, ah, debes ser hombre….Bueno, también existen mujeres machistas…claro, es el mundo que hemos creado entre todos, y todas…aunque ya llegará, ya, la igualdad, Cuando se hable del mal periodismo, sin connotaciones sexistas…, y punto.

      maribel

      16 marzo 2011 at 12:32 pm

    • tan gastado como el machismo que destila el post… qué lástima que sigamos así a estas alturas.

      ISA

      16 marzo 2011 at 1:39 pm

  23. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Quería evitar escribir en el blog cosas de actualidad, porque en pocos días un artículo se hace viejo y obsoleto. Pero este tema me ha podido y voy a hacer una excepción. Ana Pastor en la entrevista   Los vomitivos halagos qu…..

    Bitacoras.com

    16 marzo 2011 at 12:17 pm

  24. Pues si, llevas razón en el contenido de tu artículo…,(lo que me da lástima, y no te culpo a tí en concreto, que conste, es que siempre tengo la sensación de que se acusa con más ganas a las mujeres en sus profesiones por hacer lo mismo que cientos de hombres a los que no se ha señalado por razones idénticas, y me parece muy curioso…). Te aseguro que podrías coger muchíiiisimos más ejemplos de más “periodistas”, en la mayoría de casos, en masculino (Gabilondo mismo, miles de veces, sobre todo últimamente, antes de dejar 4, el querido JR Lucas, etc., etc.,..por hacer EXACTAMENTE lo mismo que esta “periodista”).
    …Me encantaría que sacaras más ejemplos, los hay por todos lados, en la radio también, todos los días, Ese tipo de PERIODISMO se ejerce desde titulares, redacciones, direcciones de periódicos, TV y radios, públicas y no públicas…etc…Y hay que denunciarlo, está claro, pero no creo que sea necesario hilar tan fino en una más de sus seguidoras, ¿o es que molesta más cuando es mujer joven-guapa (tipo culebrón) cuando ejerce como tantos otros y otras?.je.creo que si…
    De todos modos, gracias por analizar y contribuir a la reflexión y crítica sobre los informantes (y más en una cadena pública), es una labor necesaria.
    (y por favor, no me saquéis el típico rollo, feminismo…, yo no lo soy.., tan solo reflexiono en voz alta, como tantos otros y otras en sus blog)
    M.U.

    maribel

    16 marzo 2011 at 12:21 pm

  25. Maribel, en tu segundo comentario dices que el articulista lleva razón en lo que dice. Pues a eso me refiero. Quien quiera defender a Ana Pastor, que lo haga diciendo por qué la entrevista es buena, o sea, argumentado, y no diciendo que «la criticáis porque sois unos machistas a quienes os molesta ver a una mujer triunfadora» y bla bla bla. Eso es un recurso gastado, muy gastado, y hueco. Siempre que sale una crítica como esta a una mujer acaba, tarde o temprano, saliendo una frase de este estilo — lo que es una muestra no de feminismo, sino de autoritarismo moral e intelectual.
    Lo que hace Ana Pastor lo hace también, por ejemplo —como dices bien— Iñaki Gabilondo. No quería hablar sobre el tema de «las mujeres y los hombres», pero ya que se saca, te diré que hay una diferencia entre los hombres y las mujeres (en periodismo y en muchos otros temas). La diferencia es que si Gabilondo hace una entrevista infumable, las críticas o las defensas le tocarán a él y a su ética o profesionalidad. Pero si quien hace lo mismo es una mujer, siempre habrá quien la defienda diciendo que los que la critican lo hacen «porque les molesta ver ahí a una mujer»). Eso es especialmente grave, porque el macho-casposismo, aunque exista, existe (todavía) en la quinta de mi abuelo; es cosa del pasado — real o inminente. Pero el femini-jetismo es cosa del presente y del futuro.

    *Conste que si saco el tema es por una respuesta a un comentario anterior.

    Perhi

    16 marzo 2011 at 12:51 pm

    • ok, veo cómo piensas al rematar con tu “el macho-casposismo, aunque exista, existe (todavía) en la quinta de mi abuelo; es cosa del pasado — real o inminente. Pero el femini-jetismo es cosa del presente y del futuro.” y de veras, no sé en qué lugar vives…qué suerte que donde tú estas ha terminado el machismo, me voy para allá a vivir…jaja.
      Para que no pienses que soy defiendenenas…sin más, te diré que tampoco soporto los abusos por sexismo del lado femenino…por supuesto. Tengo dos dedos de frente, el sexismo es “malo” para ambas partes.
      Pero sigo pensando que a los Gabilondos…(un poner), no se les hace un examen tan exhaustivo, a fondo, y en plan: “comentario de texto” palabra y gesto por gesto, como en este post u otros similares…Se arremete contra ellos de forma más “seria” como sus filias o fobias políticas, etc…
      Pero es una opinión de lo que yo percibo y veo, no será compartida por tí, Perchi, pero te la he argumentado en el comentario general al post; mira las cosas desde la perspectiva “no a la diferenciación sexista” que te comento (en plan juego didáctico) y verás más desajustes así, haz la prueba, yo también me pongo en la piel de otros y me va muy bien para comprender grandes temas. Pero he “bienpensado” mucho tiempo como tú, que ya no hay machismo ni cubierto ni encubierto…y me he dado grandes batacazos en la vida por el momento…debo vivir en el campo, aunque pensé que eran ciudades (Vigo, Murcia, Granada, Almería, Santiago, etc…)…
      Y sigo pensando que muchas veces hay bastante crítica subliminal sexista (y no eludo mi parte de culpa como partícipe de esta sociedad; lo subrayo porque pasa…y me-nos pesa a muchos y a muchas…)Aunque no lo creas…existe mucho misógino que no sabe que lo es…, y aun existen más nombres y renombres en masculino (incluso aunque no sean heterosexuales) en el periodismo de élite, la política de élite, la cultura de élite -incluyo moda y cocina en cultura, vale?-, el deporte de élite, las fortunas de élite,…sigo????, que dominan, formulan y “escriben” y nos hacen ver, a su manera, la única, el Mundo mundial…Y oh, felicidad total, ya nos dejan opinar y todo a nosotras, ya votamos y nos podemos divorciar, tenemos la igualdad total, toma ya!!!(he dicho, ele, arsa y olé) bsos para todos-todas…(siento el diámetro de esta respuesta)

      maribel

      16 marzo 2011 at 9:48 pm

      • No te disculpes por la extensión; ya verás que yo también escribo lo mío. 🙂

        No creo vivir fuera de la realidad, más bien al contrario. En la España corriente y moliente, rural y urbana, no se discute que una mujer pueda ser ministra o presentadora de televisión. Lo siento, pero esto es así. Repito: olvídense del abuelo.
        Sobre lo «sexista subliminal» te doy otra interpretación, que empieza con una pregunta: ¿conoces a las presentadoras de las noticias de la Sexta? Supongo que sí. ¿Te gustan, te parecen buenas profesionales? Yo no sé si son buenas profesionales o no — podríamos hablar de lo que cada uno considera que es una buena periodista, pero sería largo. Digamos que, a mi gusto, no desentonan, en general. No obstante, tienen otra cualidad que me resulta más evidente, que veo más claramente que su profesionalidad. Que están, por lo general, my buenas. Y «sospecho» que es esto último lo que más importa a efectos de su contratación — siempre que cumplan unos mínimos en cuanto a saber recitar las noticias, claro.
        Todos sabemos de lo que hablo. Estamos en una situación donde nunca, hasta ahora, se había dado tan por supuesto que una «buena profesional» es una mujer que «está buena». ¿Y esto quién lo impone? ¿Los hombres, obsesionados por ver tías buenas hasta en las estampitas religiosas? Me parecería una explicación sumamente vulgar y linear. ¿Discrepan las partícipes de esta asociación? ¿O la aprovechan — quien quiere y quien puede? ¿Y qué dicen las propias mujeres —y las feministas— de estas últimas? ¿O es más fácil —más linear— seguir «luchando» contra un enemigo del pasado?
        Si hace treinta años un hombre cincuentón ironizase sobre una presentadora de televisión diciendo que «es una chica muy mona», personalmente yo tendería a pensar que su actitud es machista y que la está menospreciando por ser mujer (y hasta por ser guapa, simplemente). En el año 2011 no tendería a pensar eso, sino que ese hombre está ironizando sobre una mujer que, por ser mona, pretende que ese sea su «pedigree profesional» y su curriculum vitae, y al mismo ser trata como si su valía le viniese del intelecto. ¿Y por qué tendería a pensar lo segundo más que lo primero? Pues porque lo segundo me parece por la experiencia que tengo (y no por ser «bienpensante») más probable que lo primero.

        PS: Todo lo dicho no trata sobre Ana Pastor, de la cual no tengo ningún elemento para pensar que vaya de «chica mona».
        PS2: ¿Seré «machista sin darme cuenta»? ¿Me delatará el ejemplo que he puesto de la Sexta? ¿Es injusto que una buena profesional tenga que demostrar más que las otras por ser guapa? Sí, sin duda. Pero, ¿dónde están las otras, las buenas profesionales que son feas? Ah, esas no salen. A lo mejor están en la radio. Vaya por Dios.
        PS3: una vez un conocido mío, presumido que va de guaperas y de divo, escribió un artículo de opinión. Le escribí en los comentarios metiéndome con él, diciendo que estaba muy bueno con su barbita. Disciplicencia parecida a que podría tener con las ministras de ZP, que lo primero que hicieron para mostrar que son «mujeres modernas» fue ir a posar a la revista Vogue. Si digo de ellas con ironía que «son unas señoras elegantes que visten muy bien», ¿seré misógino? Y si me meto con el guaperas, ¿seré «anti-hombres»?

        Perhi

        17 marzo 2011 at 8:42 pm

      • Discúlpenseme las erratas. «trata» por «tratada» y «disciplencia» por «displicencia».

        Perhi

        17 marzo 2011 at 8:44 pm

    • hola de new, Perchi, no se dónde saldrá esta respuesta, pues el hilo de conversación de respuestas ya no tenía más carrete abajo, je.
      Todos los ejemplos que me pones hablan de Sexismo, no de machismo, y además, sexismo en detrimento del sexo masculino. eso me suena a victimismo y parcialidad.Y por supuesto aborrezco el humor fácil y sexista de la Sexta…
      Ahora que podemos ser ministras (ja) oficialmente…, ya no podemos quejarnos del machismo (existe aun, te lo aseguro, fuera de círculos universitarios y del funcionariado-donde más se respeta la igualdad en principio- El mundo del trabajo, de la familia, el personal, ahí existe; en la publicidad, etc.).Vaya por dioses…se ha erradicado y yo sin enterarme…
      Pero quizás mejor centrar el tema en ese Sexismo, si, que van en detrimento de hombres tanto como en el de las mujeres, y que solo beneficia al Consumismo y el Capitalismo (divide y vencerás, crea frustrados y frustradas y comprarán más…etc.)La publicidad y el periodismo espectáculo vive de los tópicos, que fomenta, sí, viejos estereotipos, es conservadora y sigue arrojando desigualdad a porrillo, en detrimento de todos.
      Ponme los ejemplos que quieras (siempre llevándolos a tu terreno, por cierto) pero no me hagas lo blanco negro, no por no dar tu brazo a torcer te tapes los ojos. El machismo y el sexismo existen. Aun estamos lejos de la igualdad de facto, y no en teoría. Todos los logros en terrenos legales, profesionales, sociales,etc., están por ver sus frutos reales; incluso se dan pasos atrás con las derechonas acechando, el capitalismo martilleante(conservador, of course), los integrismo religiosos (que por cierto, siempre favorecen al todo poderoso Hombre), y no es paranoia…, existe eso y más, mira fuera, en la misma Europa (los berlusconis están por todas partes y cada vez re afianzándose…) En fin, como veo que no te voy a convencer en nada, pues no sigo escribiendo, pero me gustó hablar contigo, chao! (y no voy contra este post, ni contra los hombres-os quiero-, hablo de realidades que superan a veces el día a día, desde un lugar, que comparado con la mayoría, sí, es privilegiado en tema de Igualdad, es cierto, pero no por eso hay que callarse la boca…, nos costó mucho que nos dejaran abrirla fuera de los círculos “femeninos”de antaño)(Perchi, si quieres, de todos modos, seguimos hablando de esto largo y tendido en otro lugar virtual). -Por cierto, gracias por dar paso a estas parrafadas, Aixi 😉 y siento no ajustarme ya al tema exacto de tu post, te seguiré leyendo en el futuro-

      maribel

      18 marzo 2011 at 11:13 am

      • Bueno, por a cortar por aquí, que si no nos podemos eternizar. Una nota: preferiría que no pensaras que «llevo las cosas a mi terreno». Las cosas se pueden ver desde diversos prismas, y si me interesa lo que digo es porque prefiero estar alerta contra lo que me parece el «camino del futuro», más que denunciar lo que está en decadencia. El peligro me parece más la descomposición moral del feminismo que un machismo ya deslegitimado y en recesión. Claro que cada uno le da más importancia a lo que ve, o a lo que conoce, o a lo que prefiere, así que entiendo tu postura, que tampoco me parece antitética de la mía.

        Anoto tu blog, y a lo mejor un día comento cualquier cosa. 🙂

        Un placer, igualmente.

        Perhi

        18 marzo 2011 at 5:36 pm

  26. No sé si tú eres un hombre o una mujer, pero en cualquiera de los dos casos percibo que le tienes una gran envidia al aspecto físico de Ana Pastor, que no veo por qué tiene que ser un argumento en este asunto, ni a favor ni en contra. No tienes la más mínima idea de cómo se hace una entrevista. No, no es eso que hacen las reporteras de Corazón Corazón. Ana Pastor sí es licenciada en periodismo, y empezó con gente tan cutre y poco importante como Iñaki Gabilondo que, supongo que según tú, tampoco es periodista.
    Tus argumentos dan pena y son absurdos, delatando tu absoluta ignorancia. Me parece perfectamente legítimo que ella pretenda conseguir de su entrevistado respuestas, y no nuevas preguntas, por retóricas que, según tú, sean. A mí me parecen más bien evasivas y, en cualquier caso, ausentes de información. Es lógico que una buena profesional insista para conseguir una respuesta. Pero… tú qué vas a saber?
    Podría seguir, pero me saldría un ladrillo tan largo y aburrido como el tuyo.
    Ay, si la envidia fuera tiña…

    Esther

    16 marzo 2011 at 12:57 pm

  27. […] análisis, sin embargo, hacen una valoración más negativa de la entrevista, acusando a Pastor de querer asumir el protagonismo y de transformar la entrevista […]

  28. Está claro que la entrevista la realizaba Pastor para consumo interno, es decir, para su mayor gloria. Tuvo una oportunidad de hacer un trabajo excelente y la desaprovechó. Debía haber leído la entrevista que Oriana Falacci le realizó a Jomeini y hubiera sabido un poco más antes de perder esta ocasión.

    Uno de a pie

    16 marzo 2011 at 1:08 pm

  29. Coño, Esther. Ana Pastor tendrá título de periodista, pero ¿tienes tú de psicóloga para saber si el autor del post padece envidia? A lo mejor sí, pero aclárame si en la licenciatura va incluido un curso de telepatía.

    Por otra parte, supongo que no desconocerás que se puede ser licenciado en periodismo y ser mal periodista (de hecho no infrecuente). También Rodríguez Menéndez tiene el título de abogado.

    Lo del ladrillo es subjetivo, a mí me gustado más que el tuyo, siendo este bastantes veces más corto.

    Perhi

    16 marzo 2011 at 1:19 pm

  30. “Los vomitivos halagos que se ha llevado Ana Pastor”

    ¿Envidia? Por cierto, el término elogio, carrente de toda connotación peyorativa es más apropiado que el de halago, el halago suele ser interesado y no veo el interés personal, la contrapestación que unos twittero pueden encontrar en alabar a Pastor.

    No entro en las faltas de ortografía porque ya las has quitado, pero vamos, lo de la paja en el ojo ajeno…

    ” parece salida de una teleserie o de una novela venezolana. Fotogénica, guapa y quizás buena actriz… pero no periodista. Se sabe bien el guión”.

    Este párrafo descalifica por sí solo a la persona que lo escribe. Prejuicios contra una persona por su aspecto físico, da a entender que ella no ha escrito la entrevista ( prejuicio infundado e infamante). En definitiva el resto del artículo es una mezcla de esos presupuestos que ya afloran en los primeros párrafos y eso se le suma un desconocimiento del género periodístico similar al que tiene respecto de
    la ortografía española.

    Que España es un país de envidiosos lo sabíamos, que nos envidiosos son cada día más mediocres se hace patente.

    Antonio

    16 marzo 2011 at 1:31 pm

  31. Respeto tu opinión, pero no me ha gustado el tono en absoluto. No entiendo la saña con la que se critica que Ana Pastor sea guapa ‘como una actriz de telenovela venezolana’. Te desacredita en tus argumentos.
    Por otro lado, cualquier persona -sea periodista o no- sabe que una interrogación retórica reformulada inquisitorialmente pierde su carácter literario y se transforma en vehemencia.
    Y por último, despreciable por falso y falto de tacto para con las muchas víctimas del terrorismo etarra: En España no se persigue a opositores. Se persigue a criminales.

    ISA

    16 marzo 2011 at 1:34 pm

  32. Bueno. El periodista debe de ser periodista y no un poste. Quien no interactúa, no gana. Para mí, esta periodista exclusivamente con los sentimientos del entrevistado. Busca encontrarle las cosquillas. Una cosa que se valora mucho en el periodismo. Yo soy un ciego y he escuchado a la periodista, y posteriormente he encontrado su crítica a través de twitter. No creo que este post realmente valore cómo entrevista ella, sino que se fija del físico y el porte de la entrevistadora. Ana Pastor doy por echo de que es una profesional enorme y, ante todo, pone en sus preguntas las voces del pueblo. Es mi opinión, valoro las de todos. Pero creo que hay que tener valor para entrevistar a un tipo así. Pañuelo o no, me parece una aberración que se insinúe que ella se lo puso mal a conciencia de ello, como también me parece aberración que se imponga el velo. No sé, valoren los rasgos que se han obtenido de la entrevista: Una persona que pregunta lo que el público quiere saber indirectamente y buscándole las cosquillas; un entrevistado que no responde la verdad del pueblo, (es como si Hiltler negara que hubo holocaustos, desviando la atención de esta verdad…). No sé, reflexionen quien es EL ENTREVISTADO.

    julenuri

    16 marzo 2011 at 1:34 pm

  33. Os pregunto a todos, ¿qué es periodismo? ¿Sólo hay un tipo de periodismo? ¿Sólo hay una corriente científica en el mundo? Y añado una reflexión: sí Ana Pastor llevaba una idea y la buscó. Quizá eso la ofuscó y le hizo perder cintura, pero eso no quiere decir que un “negro” le escribiera las preguntas. Hay que ponerse en su lugar o haber hecho una entrevista para saberlo. Desde casa, en frío, cualquier bloguero de este mundo es capaz de escribir un análisis como éste, que es malo salvo porque defiende un argumento. En el estilo, pecas del mismo afán protagonista que achacas a Ana Pastor. Míralo así, es otra forma de verlo, “bloguero”.

    Dawson

    16 marzo 2011 at 1:50 pm

  34. Para varias de las personas que me acusan (infundadamente) de machismo. Si Ana Pastor fuera un hombre, hubiese hecho la misma entrevista y recibido los mismos halagos, mi crítica sería idéntica.

    Aunque supongo que si hubiera sido un hombre gordito y calvo no hubiera recibido tantos halagos… deberíais miraros quién es el “machista”.

    La entrevista es pésima, y mi crítica pretendidamente ácida para contrarrestrar los empalagosos e inmerecidos elogios que pueblan internet sobre la misma.

    Sobre los estudios, no dudo que Ana Pastor los tenga, pero que no sepa distinguir una pregunta retórica da mucho que pensar sobre su inteligencia.

    Por último, aquí tenéis una buena entrevista. realizada por una mujer y ¡oh! sin pañuelo. Preguntas incisivas, pero con un tono y actitud correctas. Le saca más información en 12 minutos que Ana Pastor en media hora.

    (vía: http://www.meneame.net/c/7983398)

    ailian

    16 marzo 2011 at 1:55 pm

    • Y sin velo! Vaya tontería lo del velo de la sra Pastor … qué más da si se le cayó o lo hizo caer???

      Mercedes Garam Masala

      23 marzo 2011 at 8:12 pm

  35. Yo no había visto la entrevista y lo que he hecho, es escucharla sin el vídeo, así no tengo que pensas en belleza, poses, posturas y pañuelos y la verdad es que no me ha parecido nada especial, ni para bien ni para mal. No se como se le puede sacar tanto alago y tanta crítica a una entrevista que no aporta nada nuevo y que no revela nada que no se supiera.

    Tomás

    16 marzo 2011 at 2:12 pm

  36. No te falta razón en muchas cosas, pero el sólo hecho de que tú, precisamente tú que piensas así, te hayas molestado en escribir todo eso, me hace pensar que Ana Pastor (o el equipo que haya detrás) ha conseguido ampliamente sus objetivos. Y también creo que Mahmud Ahmadineyad cumplió con los suyos.

    Laura

    16 marzo 2011 at 2:12 pm

  37. A mí me gusta Ana Pastor, incluso su estilo CQC, pero en esta entrevista se pasó. Estaba claro que Ahmadineyad no iba a apoyar otra cruzada colonial, por mucho que se invoque al supuesto pueblo libio, y repetirle la pregunta más de cuatro veces acaba por aburrir. Y eso de que en España no se encarcela a nadie por escribir un libro… por mucho menos, basta con decir una frase, o escribir un artículo en un periodico.

    Iñaki Agirre

    16 marzo 2011 at 2:13 pm

  38. A ver, a los que valoráis el «periodismo incisivo» de Ana Pastor. Aunque no tengo título de periodismo, pondré un ejemplo de la clase de «periodismo incisivo» correcto, del que se debe hacer, y otro del que no se no debe hacer, del periodismo pseudo-profesional.

    La primera es ficticia:

    Entrevistador: — ¿Cómo cree usted que se debería hacer para tratar la crisis del empleo?
    Entrevista: — Pues favorecer el dinamismo económico, la mejora de la formación de los recursos humanos y la expansión empresarial.
    Entrevistador: — Eso es evidente. Pero eso demasiado genérico. ¿Podría decir concretamente qué propone usted hacer?
    Entrevistado: — Pues como ya le he dicho, mejorar la educación para ajustar la formación a las necesidades económicas, etc. etc.
    Entrevistador: — Sigue sin concretar, por eso le insisto en la pregunta que le he hecho, etc. etc.

    Eso es LO QUE DEBE HACERSE, porque es un entrevistador que quiere que el entrevistado concrete a lo que se le pregunta, y que no diga generalidades, porque no interesan y son una forma de engañar al público. De hecho, es lo que suele hacerse en los Estados Unidos —por ejemplo— donde hay mucha gente que conoce la distinción entre «entrevista incisiva» y «entrevista al servicio de la ideología del entrevistador», distinción que en España casi nadie conoce (por eso en España las entrevistas suelen ser de dos tipos, o de atacar al entrevistado como si el entrevistador fuese su enemigo personal o de lamerle el culo como si fuese su lacayo).

    Ahora, lo contrario (o sea, Ana Pastor). Me remito al vídeo que he puesto arriba — el ejemplo no es literal, pero viene siendo lo mismo:

    — ¿Es usted un ejemplo del Tea Party?
    — Yo no he dicho eso, yo he dicho que el Tea Party no es malo como lo pintan aquí, por esto, por esto y por aquello.
    — Entonces, ¿usted sería como el Tea Party?

    En este caso, la entrevistadora no desea que la entrevistada concrete nada (de hecho, Esperanza Aguirre es mucho más concreta que Ana Pastor. *Nota: quien confunda la ‘concreción’ con la ‘defensa sin fisuras de una postura blanca o negra’ que vaya al diccionario). Lo que quiere Ana Pastor es que Esperanza Aguirre diga, literalmente, «Yo soy la Sarah Palin española», para que así El País pueda colocar la frase en el titular y todos los progres españoles se rasguen las vestiduras, y digan «uuuuuhhh, qué mala es Esperanza Aguirre. Lo ha confesado ella misma».

    Y esto, efectivamente, NO ES buen periodismo político. ES EL «TOMATE» DEL PERIODISMO POLÍTICO, con sus mismos recursos dialécticos. Por mucho que se diga que Ana Pastor es la leche en verso, y una gran profesional incisiva y el paradigma de la mujer moderna o veinte eslóganes huecos más.

    Ya no digamos los sarcasmos y displicencias que dice, más propias de una discursión tabernaria. En resumen: impresentable.

    Perhi

    16 marzo 2011 at 2:19 pm

    • pues aquí si estoy contigo en casi todo lo que dices Perchi…Y parece que este es el periodismo que vende…Es lamentable…; este periodismo vive de titulares y sensacionalismo y es sesgado…No se dan cuenta que la gente ya no se traga tooooodo lo que se les cuenta; queremos contenidos, reflexión, información, y no tanto titular!

      maribel

      16 marzo 2011 at 10:03 pm

  39. Tienes razón en algunas cosas. Es extraño en cualquier caso empezar diciendo que no conoces a alguien y escribir todo un artículo de varios párrafos hablando sobre ella, su psicología, sus aspiraciones, sus estudios, sus intenciones, su carrera… Ni fue una lección de periodismo como dicen algunos ni es lo que dices tú, sobre todo cuando calificas a la entrevistadora -a la que dices no conocer como profesional- en vez de la entrevista.

    Los errores que mencionas de la entrevista en sí, es decir, de los hechos, sí que los comparto. Algunos los matizaría, eso sí, pero entonces se perdería la carga de ironía y de casi crueldad que tiene tu artículo. Es bueno que haya extremos, supongo.

    Un saludo,

    Guillermo

    Guillermo Ortiz

    16 marzo 2011 at 2:22 pm

  40. Ana Pastor le queda mejor el pelo suelto y el entrevistado alucino ver una mujer española de verdad.

    jcollazo

    16 marzo 2011 at 2:50 pm

  41. esta chica lo unico que tiene de provecho es un polvazo … pero uno eh , no más

    axilipuNk

    16 marzo 2011 at 3:01 pm

    • Pues si tiene uno, que lo aproveche, que no lo desperdicie como hizo tu mamá con el que se echó para tenerte a tí.

      Acicuetano

      16 marzo 2011 at 6:11 pm

  42. Cuánta envidia. Hay más alabanzas que críticas pero bueno, de todo hay en este mundo.

    Ber

    16 marzo 2011 at 3:07 pm

  43. Madre mía. No tienes ni puta idea de periodismo ni de educación. Un saludito.

    Silvia

    16 marzo 2011 at 3:13 pm

    • Madre mía, qué capacidad de síntesis. Se nota que además de saber de periodismo tienes una buena prosa conceptista. Felicidades y un beso.

      Perhi

      16 marzo 2011 at 5:01 pm

  44. “la Pastor”.

    Ha dicho “la Pastor”.

    “la”.

    Y no una vez, sino varias.

    Olé tus huevos.

    Carles

    16 marzo 2011 at 5:12 pm

  45. Dices en tu excelso artículo “…es donde el gobierno español debería agachar la cabeza porque no está en posición de dar lecciones de democracia a nadie. Con periódicos cerrados, partidos ilegalizados y presuntas torturas a presos…”. Es decir que las decisiones judiciales , avaladas por toda Europa y los presuntos desmanes puntuales son achacables al gobierno. Eso si es objetividad. Vamos, que se te ve el plumero, bueno quiero decir la camiseta de rayas, el pendiente en la oreja y el pañuelo palestino. Y ahora nos dirás que la kale borroka es una autodefensa y que a Ahmadineyad, glorioso lider revolucionario, hay que tratarle con respeto y dejarle decir su discurso. Pues no le entrevistes, compra sus libros. (¡Ah, que ya los tienes!)

    Acicuetano

    16 marzo 2011 at 5:53 pm

  46. Pues que queréis que os diga, yo creo que el que ha escrito este artículo no tiene ni pajolera idea de periodismo. Una muestra de la entrevista, donde se ve la insistencia de Ana, en mi opinión bien dirigida, puesto que el iraní no contesta lo que se pregunta:

    PRESIDENTE: “La intervención militar (extranjera) va a ser peor aún, la experiencia de Irak y Afganistán está delante de nosotros”. “Se han matado miles de personas”. “Creo que se puede controlar la situación con otros instrumentos”.

    ANA PASTOR: ¿Qué instrumentos?

    PRESIDENTE: “Si ellos no intervienen en los asuntos de Libia, creo que el pueblo libio puede decidir su futuro. Las intervenciones occidentales van a hacer peor la situación”.

    ANA PASTOR: “Pero Gadafi está masacrando a su pueblo; si nadie interviene, ¿cual es la solución?”, pregunta Pastor.

    PRESIDENTE: “Lo que estamos viendo en esa zona es la consecuencia de las medidas hechas anteriormente. Esas medidas y actuaciones originaron esta situación actual. ¿Quiénes ayudaron a los dictadores en los últimos 50 años, de dónde vinieron los armamentos? ¿Acaso fabricaron los armamentos el pueblo o los gobiernos?”.

    ANA PASTOR: “Pero hay una gran diferencia entre lo que ha pasado en Libia y lo que ha pasado en Egipto y Túnez. Y es que en estos dos países los presidentes salieron, pero en Libia, Gadafi se ha agarrado a la silla y está masacrando a su pueblo”.

    PRESIDENTE: “Las circunstancias actuales, ¿son fruto de quiénes?, ¿quiénes administraron la situación durante los últimos 50 años?

    ANA PASTOR: “Busquemos una solución”. “¿Cuál sería la posición de Irán sobre una zona de exclusión aérea con capacidad para derribar aviones libios?

    PRESIDENTE: “Es más complicada la situación. Los occidentales tienen que dejar de lado la visión colonialista. Porque hay que encontrar un diálogo directo con el pueblo. Esto es viable. Que no intervengan ellos. Sabemos de dónde vienen esos armamentos”.

    ANA PASTOR: “Presidente, cuatro semanas después el pueblo libio no ha conseguido echar a Gadafi. No sé cuál es la solución que propone usted: un diálogo entre quién, con quién, bajo el auspicio de quién?”

    PRESIDENTE: “Usted puede insistir en su pregunta, yo no tengo insistencia de convencerle a usted. Pero sí sabemos de dónde vienen sus armamentos que están matando al pueblo”.

    Un tipo cualqueira

    16 marzo 2011 at 6:58 pm

  47. Felicitar x la crítica.
    Detalles a parte, es cierto que la entrevista se nos ha vendido publicamente de una forma, cuando en realidad y muy a nuestro pesar, el entrevistado se la merienda y publicita su ideario gratuitamente.
    A una periodista joven, pero con las horas de vuelo que ya tiene Ana Pastor, se le tiene que pedir bastante mas, no?
    Lo que si ha trascendido es lo de aparecer sin el pañuelo. En este tema en particular, estoy a favor, y me explico. Me parece bien que haya ocurrido este detalle y que un documento grafico recoja que al lider Irani junto a una mujer sin pañuelo y que lejos de indignarse parece que “se le cae la baba”,-disculpar el lenguaje soez-.
    Lamentablemente Ana Pastor antepone “su exclusiva” a realizar una entrevista con mayor rigor y aplomo. Una pena, sobre todo para las personas que apoyan la democracia en Iran.
    Un saludo a tod@s.

    Gustavo

    16 marzo 2011 at 8:23 pm

  48. No conocía este blog pero me ha gustado el buen análisis que has hecho de esta entrevista, especialmente por una visión rigurosa y reflexiva que se desmarca del borreguismo imperante en los “mass media”. No sé si a Ana Pastor le escribirán las preguntas o no, pero lo que está claro es que es la voz de su amo. No es que esté mal que un entrevistador muestre su ideología, pero incluso así debe haber una intención de buscar una cierta imparcialidad, y no como Ana Pastor interrumpiendo e intentando redirigir la entrevista para obtener las respuestas que a ella quiera.

    Como no era de extrañar, veo que aquí los comentarios se han llenado de opiniones etnocentristas, con la típica prepotencia occidental, y ya el colmo, sacar el temita del machismo. Típico de los progres aburguesados, que de progresistas no tienen nada estos “demócratas”. Es la izquierda que quiere la derecha y el capitalismo, y Ana Pastor, con su visión etnocentrista, colonialista y de superioridad moral occidental, es representativa de esto. En realidad, sin diferencias significativas entre esta “izquierda” y la derecha. Así que por eso, gracias por este interesante análisis, aunque muchos sean felices siguiendo aborregados, cada vez somos más los que rechazamos la manipulación y propaganda de los mass media.

    Paco

    16 marzo 2011 at 9:14 pm

  49. Ibas bien hasta que hablaste de los separatistas y la cagaste. En Cataluña no se persigue a nadie y son tan separatiscas como los vascos. Matar, esa es la gran diferencia. Tampoco hay comparación posible entre Irak Afganistán y Libia. En Libia el propio pueblo se ha rebelado, como han hecho Túnez y Egipto. Gadafi ha sido apoyado por EEUU y Europa, ¿y por eso hay que dejarlo en el poder mientras se carga a su pueblo? Dos males no hacen un bien, esto no son matemáticas.

    mIGUELON

    16 marzo 2011 at 11:14 pm

  50. […] Así le luce el pelo a Ana Pastor Quería evitar escribir en el blog cosas de actualidad, porque en pocos días un artículo se hace viejo y obsoleto. […] […]

  51. Totalmente de acuerdo con tu artículo. Eso es tener sentido crítico y perspectiva más allá de lo que se intenta hacer ver en la entrevista. Saludos

    riggo

    17 marzo 2011 at 4:42 am

  52. […] Polos cabelos de Ana Pastor [es] aixi.wordpress.com/2011/03/16/asi-le-luce-el-pelo-a-ana-pastor/  por gelo hai 2 segundos […]

  53. […] que me inspirou a interviu que interpretou a starlette Ana Pastor com o dirigente do Irão e aquí atopei a melhor forma de o […]

  54. Comparto algunos puntos con el autor, pero estoy no estoy de acuerdo en la mayoría.

    Me parece bien que no compartas el método periodístico de Ana, yo tampoco al 100%, pero de ahí a que utilices su físico para ridiculizarla … Parece que tengas algo personal en contra de ella y esto no habla a favor de tu opinión.

    En cuanto al contenido, creo que debemos hacer autocrítica. Occidente es hipócrita, sí o sí. Pero como países más desarrollados y con cierta estabilidad tenemos la obligación/responsabilidad ética y moral de participar en conflictos de países menos desarrollados, para el bien del pueblo. Estar en casa, viendo como matan a un pueblo soberano sin hacer nada, esta, no es la solución.

    Amo

    17 marzo 2011 at 3:27 pm

  55. Estoy totalmente de acuerdo. Hasta el momento el resultado de esta entrevista es que ha dado más que hablar la entrevistadora que el entrevistado. Ana Pastor se ha lucido.

    anapamartinez

    17 marzo 2011 at 4:15 pm

  56. Me gusta el estilo de Ana Pastor y creo que es una gran profesional pero en esta ocasión, no ha estado acertada. En primer lugar, porque no se puede entrevistar a un gobernante cínico y machista antioccidental cuando él no quiere ser entrevistado a la manera occidental, es decir, con ideas preconcebidas (por eso le dijo “A usted le gustaría que contestase lo que usted quiere. Pero no es así. Usted tiene que preguntarme a mi y escuchar mi respuesta. Deje que los telespectadores oigan y juzguen por sí mismos”) JAQUE MATE. En segundo lugar, no se puede constantemente apuntar con un dedo acusador a tu entrevistado y en tercer lugar, con una buena entrevista, aprendes cosas y yo, en ésta, no he aprendido nada que no supiera ya. Saludos

    Mp

    17 marzo 2011 at 4:54 pm

  57. Puede ser que estés más o menos de acuerdo, pero creo que el tratamiento de “la” Pastor no es muy correcto

    Paula

    17 marzo 2011 at 5:24 pm

    • Yo veo correcto que diga “la Pastor”. Igual que se dice “la Pantoja” o “la Esteban”.

      Al fin y al cabo Ana Pastor no es tan diferente de cualquier diva de la farándula. Y no me parece ofensivo, sino más bien familiar o algo así.

      unoquepasaba

      17 marzo 2011 at 10:28 pm

      • Pues si ves correcto que se diga la Pantoja o la Esteban…ya está, no hay más que hablar! Perfecto!

        Paula

        20 marzo 2011 at 8:08 pm

  58. Has investigado la trayectoria de la periodista para criticarla por una entrevista en concreto? Me parece que sacas muchisimas conclusiones negativas muy a la ligera…

    Julio

    17 marzo 2011 at 10:57 pm

    • Pero es que se la alaba por ESTA entrevista

      Mercedes Garam Masala

      23 marzo 2011 at 7:58 pm

  59. Excelente análise. O “paripé” do pano põe de manifesto o oportunismo vedetista da sedizente jornalista.

    Pedro Bravo

    17 marzo 2011 at 11:40 pm

  60. entiendo que si un periodista está convencido de algo, la onu le acaba de dar la razón a la periodista en que se debe de intervenir en Libia, debe de olvidarse de ello y escuchar la respuesta sin opción a seguir preguntando si la respuesta es esquiva? ¿e eso lo que se defiende? es cierto en parte el “vedetismo” de ana pero eso no le valor a la entrevista; ¿como las armas las vendió europa ya no intervenimos? el problema no es dar o quitar la razon a la oposicion es como se la trata , o es que acaso rajoy debría ser un proscrito? y a mi me gusta que haya dejado caer el velo a proposito, porque se le obliga a llevarlo? ¿quiere que respetemos sus costumbres pero ibligandola a una tonteria como la del velo? y asi hasta el infinito, entiendo lo que de que Ana pueda ser un poco estrella pero de ahí a lo que escribís esta claro que no os habéis enfrentado nunca a una entrevista.

    MANUEL PARDO

    18 marzo 2011 at 8:33 am

  61. Totalmente de acuerdo con el escrito. Especialmente sangrante el comentario de Ana Pastor : ” En España no se persigue a los opositores “, no se lo cree ni ella. Cierre de Egunkaria, Otegui, un año de cárcel por criticar al Rey, casos de torturas, Beristain, San Argimiro… e infinidad de casos que han sido censurados por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
    Inclumpimientos por parte de las autoridades españolas en relación a las detenciones, incomunicaciones, torturas… : https://doc.es.amnesty.org/cgi-bin/ai/BRSCGI/ESPAÑA:%20SAL%20EN%20LA%20HERIDA%20LA%20IMPUNIDAD%20EFECTIVA%20DE%20AGENTES%20DE%20POLICÍA%20EN%20CASOS%20DE%20TORTURA%20Y%20OTROS%20MALOS%20TRATOS?CMD=VEROBJ&MLKOB=25983483636

    Javigar

    18 marzo 2011 at 9:47 am

    • No merece ningun respeto, la persona que quita valor al trabajo de los demas,y si encima hace alusiones personales decalificativas sin ton ni son mas vale que (deje la pluma), despues si no sabemos distinguir lo que es terrorismo y apoyo al terrorismo,de lo que es oposición politica mal pelo nos puede correr a todos, no es tan dificil ser democrata y respetar un poco LA CONSTITUCION

      DIEGO

      18 marzo 2011 at 9:04 pm

  62. No se si sabes euskara, pero escribi algo parecido usando una rueda de prensa de la izquierda abertzale y las preguntas de los periodistas comparandolo con esta entrevista y lo que dice de oposición y vascos.

    Por cierto, me centro en los dos puntos que mencionas de manera muy correcta:

    http://zuzeu.com/2011/03/16/ahmadinejad-eta-txelui-morenok-ikusten-dutena/

    Theklan

    18 marzo 2011 at 1:39 pm

  63. Creo que en el articulo se confunde el obligar a que los políticos contesten, que es lo que Ana Poastor hace, con forzar su respuesta. Me explico. Ella presiona para que el politico responda a la pregunta. No importa la respuesta, mientras que esta sea a la pregunta. Yo ya estoy cansado de políticos que hablan y no dicen nada, y por eso valoro la forma de entrevistar de esta periodista. Porque obliga a los de uno y otro lado a hablar de lo que la gente quiere oir, no de lo que a los políticos les interese hablar. Ella está en la televisión publica para obtener lo que los españoles quieren, no para que los politicos obtengan de ella lo que les interese.

    Marcos Castillo

    18 marzo 2011 at 2:24 pm

  64. Eres muy patético tio, la envidia te corroe.

    Jose

    18 marzo 2011 at 2:53 pm

  65. Es curioso que se mofan del asunto del pañuelo personas que no tienen que llevarlo. Chicos, probad a ir una temporadita con eso en la cabeza y a ver si sois más listo que nosotras y no se os cae nunca. Si no queréis llegar a tanto, solo con viajar, a Irán, claro, veréis que las iraníes lo llevan como se lo puso la periodista, casi en el cogote, y van todo sujetándolo y volviéndolo a su lugar constantemente (las muy piadosas, no, claro, que lo llevan incrustado en la frente). Pero lo suyo es que ponga a caldo a la periodista alguien que escribe (con faltas de ortografía) un blog sin firmar y que va haciéndose autopropaganda con twits, ja, ja, ja.

    Yazd

    18 marzo 2011 at 3:49 pm

  66. Al terminar la entrevista me quedó muy claro que es lo que piensa Ana Pastor sobre Ahmadineyad. Lo que no me quedó claro es qué piensa el Presidente de Irán.

    Un saludo,

    Christian

    18 marzo 2011 at 6:24 pm

  67. Chapó ailian.

    Solo hay un punto que no comparto contigo, y es el del velo. Yo hubiera hecho lo mismo.

    No es sólo afán de protagonismo porque ella ha sido obligada a llevarlo, cosa que no hace en su vida diaria. Si molesta su gesto de dejarlo caer lo relevante es quien se molesta, no el hecho de que se lo quite.

    Y luego el tema de que porque sea guapa le tengan que escribir las preguntas… Bueno, yo creo que lo puede hacer así de mal ella sola. Y por cierto, es jodidamente inteligente, una vendida del neoliberalismo europeo y el gobierno español pero inteligente hasta decir basta.Lo que no tiene son escrúpulos ni ética profesional: mira si no lo que ha conseguido 😉

    “Qué bien que en españa nadie reprime. Éstos árabes estrán completamente fuera de onda: con lo malos que son y mira que decir que aquí se vulneran derechos…una muejer les tenía que sacar los colores con lo más obvio”. Ya tenemos la causa feminista en occidente y el progresismo enlazados con el neoconservadurismo. Forjados a fuego en el subconsicente colectivo por esta bonita cara.

    No me negarás sus retorcidas capacidades.

    Muchos besetes

    enguivuck

    18 marzo 2011 at 7:20 pm

  68. Insto al que ha escrito esta columna a tirar de hemeroteca:

    Año 1977. Las famosas entrevistas Nixon/Frost.

    David Frost, periodista “farandulero” australiano y un revitalizado Nixon que aspiraba a volver a la presidencia:

    “¿Entonces para usted, el presidente puede cometer actos ilegales?”, pregunta Frost.
    “Si el acto ilegal lo realiza el presidente, quiere decir entonces que no es ilegal”, responde Nixon irritado después de un soberano acoso. La verdad salía a la luz.

    Era el final. Tanto Watergate como los asesinatos en Camboya eran ya vistos con otros ojos. Nixon quedaba aún más en entredicho gracias al ímpetu y al talento de Frost y su equipo.

    Pues bien, si uno recuerda aquellas entrevistas, verá realmente lo que es un duelo; una búsqueda de una verdad que el entrevistado se empeña en esconder y que el entrevistador trata de obtener. Porque, no lo olvidemos; en la entrevista, es el entrevistador quien establece el camino y quien hace las preguntas. Y si Ana Pastor es agresiva, no digamos ya David Frost. El problema es cuando el entrevistado insiste en lo mismo y no responde a lo que el periodista pregunta. Tal es el caso de Ahmadineyad.

    ENROCARSE EN LA NO-RESPUESTA

    Durante los primeros diez minutos, el presidente iraní no hace sino echar balones fuera. No es que Pastor incida en la misma pregunta; es que Ahmadineyad no responde a la cuestión de si se debe o no apoyar militarmente a los rebeldes. El sátrapa se obceca en la misma sinrazón: la situación actual es fruto de quienes apoyaron a los dictadores y les vendieron armas. Bien, comprémosle la tesis; la culpa es de occidente. Nadie le ha preguntado sobre el origen, pero bueno, el ínclito se empeña en decir que “para saber cómo actuar, hay que conocer el origen”. Aceptamos pulpo como animal de compañía. A partir de ahí, ¿es bueno o no un apoyo militar? ¿Lo apoyará Irán? No hay respuesta. Habla de colonialismo e imperialismo, pero apenas de la injusticia que se está cometiendo en Libia y su solución (ah, bueno, algo dice sobre “dialogar con el pueblo”, pero no lo explica). Es decir, no responde a lo que se le pregunta; y la culpa no es de la periodista. ¿Quién es el que está realizando el monólogo?

    “SEPARATISTAS”

    Me choca que alguien pueda aceptar el guante de la comparación que hace Ahmadineyad del trato de la oposición en Irán y España. Pues bien, ante una comparación tal, no se puede hacer mucho por parte del entrevistador (ya le dice que “no es lo mismo”, pero claro, si se lo llega a explicar, por aquí hablaríais de “afán de protagonismo” y “monólogo de Ana Pastor”) salvo caso omiso. Pero bueno, permíteme, aunque sea tal obviedad que sienta que pierdo el tiempo, aclararte las diferencias:

    En España no se persigue a la oposición por el simple hecho de ser oposición. Llevada la discusión hacia el conflicto vasco (y creo que lo conozco ALGO mejor que Ahmadineyad), al abertzale no se le persigue por ser abertzale; se le persigue cuando tiene algo que ver con actividades terroristas. En España se permite que la izquierda abertzale llegue a las instituciones (¿Te suena Aralar?), siempre que no tenga ninguna clase de relación con actividades ilegales. Por otra parte, ¿tienes alguna prueba de que lo que dice Ahmadineyad de los incendios es cierto? Es decir, aceptando esa premisa, debemos entender que toda la oposición iraní, que es perseguida, lo es por actos vandálicos. Joder, pues qué revoltosos los muy jodíos, ¿eh? Imagino que homosexuales y judíos también queman casas, claro. De estocada nada, camarada.

    ¿ENTRE COMILLAS?

    Me sorprende, además, la gratuidad con la que tú y muchos de los comentaristas calificáis a la periodista, y más teniendo en cuenta que tú no le conocías antes de esto, lo cual me deja alucinado. No sé si opinaréis igual sobre sentencias judiciales; ¡lo mismo hasta decís a un cirujano cómo ha de hacer una correcta vasectomía! Claros síntomas de la enfermedad que os une a todos los opinólogos: hablar sin saber.
    Pues bien, como conocedor del periodismo, sólo te puedo decir que, técnicamente, la entrevista no se sale en absoluto de lo correcto. Tiene algún fallo, pero no técnico. En cuanto a la actitud agresiva, ésta se adopta cuando, en lo referente a una verdad que se quiere conocer, el entrevistado no responde a la pregunta; como Ahmadineyad.

    El mito de la objetividad da para una tesis. Si buscas la plena objetividad, intenta antes acabar con el hambre en África (lo tendrás más fácil), puesto que ésta no existe. Así de sencillo. Además, al igual que Frost, lo único que Pastor pretende es que Ahmadineyad responda a algunas cuestiones (como la del trato a la oposición) que preocupan en el resto del mundo. Lo llaman periodismo de indagación. ¡Incluso le da la oportunidad de explicarlo! La explicación del tirano, banal, insisto. Que juzgue cada uno. Lo cierto es que el entrevistador es el que pretende imponer el camino de la entrevista; ella sólo pretende que él responda a sus preguntas (y no lo hace en varios casos). Que le gusten o no a cada uno las formas, no implica que sea mejor o peor periodismo.

    ENTREVSTA CORRECTA

    Ni endiosarla, ni crucificarla. La entrevista es, sencillamente, correcta. De lo del velo no diré nada; me da exactamente igual. ¿Que tiene algunos peros? Como he dicho antes, sí, pero no veo ninguno de ellos en tu disertación.

    Un saludo.

    Psd: Te agradecería que borraras el anterior y dejaras éste, que está algo mas claro.

    Natxoguinea

    19 marzo 2011 at 1:00 am

  69. En primer lugar, que usted no conozca a Ana Pastor no significa que la tenga que entrecomillar, porque si lo que hizo con Ahmadineyad no fue periodismo, apaga y vámonos. Digo yo que no será tan estrella televisiva si ni usted la conoce, ¿no? Y aprovecho, para recomendarle que vea alguna vez Los desayunos de TVE, en vez de ir a Youtube para ver las dos entrevistas más sonadas. Soy de las que piensa que poca gente conoce a los mejores periodistas y puede que el hecho de que usted no conozca a Ana Pastor, me dé la razón. Es la directora del programa, la anterior fue Pepa Bueno, quien también entrevistó a Ahmadineyad, por cierto; ¿a esta ya la sitúa o no?
    Primero, hay que tener en cuenta que si muchas parece que está interrumpiendo o “imponiendo su posición” es por problemas de la traducción simultánea, que iba lenta de cojones.
    Segundo, se sabe el guión precisamente porque ha hecho su trabajo y no se ha plantado en el palacio presidencial a ver qué pasa.
    Tercero, ella no se ha antepuesto a nada; sí que es verdad que Twitter le ha dado un protagonismo especial, y es por eso por lo que ahora usted está escribiendo, sino, seguramente seguiría sin saber quién es Ana Pastor; su enfado no parece que sea con la profesionalidad de Ana Pastor, puede que sea con los comentarios a partir de la entrevista que se han hecho y no encuentra un motivo. ¿Sabe por qué? Porque la Pastor hace así todas sus entrevistas, no sólo ésta.
    Esto parece un comentario de texto y como ve, discrepo en todo su primer párrafo. Ahora, vayamos por partes, podría coincidir en alguno de sus argumentos, pero como no estoy de acuerdo con la premisa inicial: “esto no es periodismo, sino espectáculo televisivo”, para mí ya no tienen tanta fuerza.

    Ya desde la primera respuesta de Ahmadineyad se marca la tónica de la entevista: no responder. Porque a la primera pregunta de si Irán está preparado para los terremotos, le contesta con un gran speech y se escucha por ahí un “Irán tiene capacidades”. Fin. Por tanto, cualquier periodista repetiría la pregunta, pero de otra forma y esto sí que es de 1º de carrera; ¿y qué hace entonces el presidente iraní? Ahora sí, contestar. En cuanto a la pregunta de si se debería intervenir en Libia, yo no veo una obcecación por parte de la periodista, simplemente está buscando que el entrevistado se moje:
    -¿Se debe intervenir?
    -No
    -¿Cuál es la solución?
    -El pueblo tiene que decidir
    -El pueblo está siendo masacrado ¿Cuál es la solución?
    -Lo que estamos viendo son las medidas hechas anteriormente…
    -¿Cuál sería la posición de Irán en la resolución de exclusión aérea?
    Y a todo le contesta con su único argumento: “la culpa es de Occidente”
    Aquí una gran frase “Usted insiste y yo le insisto!!”
    -¿Qué solución piensa usted que es la correcta?
    Y así una y otra vez, es decir, preguntar y reformular hasta que el entrevistado te responda a lo que quieres. Sí. A lo que quieres y a lo que llevas preguntando desde hace diez minutos y el tío, tan pancho le salta lo de “yo no tengo que convencerla a usted, pero Occidente está mandando armamento”. ¿Qué está haciendo Ahmadineyad??? ¡Lo único que puede! ¡Su única baza! ¡Lo único en lo que sabe que tiene razón, por eso a cualquier cosa que se le pregunte va a salirse por ahí! Y qué hace la periodista, pues preguntar de forma directa “¿A quién está acusando, presidente?” Olé tus huevos, Pastor. Repito, la conversación es la siguiente

    -¿A quién está acusando, presidente?
    -¿Quién está dando armamento al gobierno libio?
    -¡¿Quién?!
    -Esos gobiernos que hoy […]
    -¿Se refiere a los Estados Unidos?
    -Es posible que sea Estados Unidos y Europa
    Hala! Por fin!! Pero vuelve a su argumento estrella “¿Pero quienes le dieron armamento al gobierno libio?”
    Y entonces, la periodista le da la otra cara de la moneda: a ver si no toda la culpa va a ser de Occidente y hay un poquito de responsabilidad en la falta de libertad de esos países. Yo personalmente, llámeme ilusa, lo veo como un buen contraargumento.
    Como no voy a transcribirlo todo, sólo hay que decir que Ahmadineyad tiene UNA SOLA RESPUESTA PARA TODO; esa es su gran preparación para la entrevista y cuando un periodista se encuentra con algo así o haces lo que hizo Ana Pastor o mal te irá. Por eso no veo una soberanía colonialista o unas preguntas escritas por un negro (y voy a obviar decir nada de ese comentario, que no es que sea políticamente incorrecto, que me da igual, sino que es humanamente incorrecto), a no ser que el negro en cuestión sea un periodista de puta madre, entonces todo bien.
    En cuanto al curso rápido de Teoría del discurso, que también es de primero de carrera, y las preguntas retóricas tengo que decir que si quería hacer reflexionar al espectador que se monte un programa a lo ALÓ PRESIDENTE y haga todas las preguntas retóricas que quiera. La metodología de la entrevista es pregunta-respuesta, cosa que la periodista respetó a la perfección.
    A la acusación de Occidente en Oriente, ella responde con la acusación de Irán a Yemen y Bahrein, lo cual no me parece mezclar nada con nada; Ahmadineyad, otra vez vuelve al armamento.
    Por otra parte, lo de “Presidente, no se en su país pero en el mío los periodistas somos los que hacemos las preguntas”. Me pareció de lo mejorcito! Que luego se le acusa a los periodistas de mil cosas y cuando se dicen las cosas como son mira lo que pasa… Y de Ahmadineyah yo no admiro nada, ¡lo que me faltaba!
    Cuando le suelta lo de “A usted le gustaría que contestase lo que usted quiere. Pero no es así. Usted tiene que preguntarme a mi y escuchar mi respuesta. Deje que los telespectadores oigan y juzguen por sí mismos”, me parece una salida fácil de libro, un “no sé qué narices más decir y lo del armamento ya lo he dicho mucho”
    A la pregunta, retórica imagino, de ¿Con qué autoridad moral pretenden criticar a otros países cuando ellos mismos han apoyado o apoyan a gobiernos dictatoriales como el de Pinochet, Musharraf o Abdalá bin Abdelaziz?, la voy a contestar yo, con la autoridad moral de la libertad y la democracia; que una cosa es vender armas y otra es dejar que masacren a un pueblo.
    No me voy a meter mucho con el “tema vasco”, como usted le llama, que más bien es el “tema etarra”. Y España no persigue a los opositores, España persigue a los terroristas. Así que, otro punto para Pastor, que habló en nombre de todos los españoles que vivimos en libertad, o puede que yo viva aislada y no me dé cuenta, y podemos decir lo que nos da la gana por nuestro derecho a la libertad de expresión. Lo pone en un libro muy famoso desde hace unos años, CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA, se llama.

    En cuanto al tema del pañuelo, me parece irrelevante porque soy de las que verdaderamente cree que se le cayó, sin querer. No lo llevaba mal puesto desde el principio y te puedo asegurar que cuando no estás acostumbrada a lleva hiyab, no es como ponerse unos vaqueros nuevos. Y sí, el presidente sí que le dio importancia, le señaló el pelo incluso, básicamente porque es un elemento obligatorio para todas las mujeres en Irán. Sí OBLIGATORIO

    Por cierto, no consigo entender el por qué del enlace de la palabra BIZARRA a Wordreference, ¿me lo podría explicar? Y en todo caso, para la próxima, siempre queda mejor que enlace a la RAE… un consejo, sólo.

    Ni actriz ni estrella ni heroína. Una periodista de los pies a la cabeza, como Calaf, como Falacci (por nombrar algunas más del gremio si se me permite). Ya podía haber más así que el periodismo lo necesita urgentemente.

    filolychu

    19 marzo 2011 at 1:13 am

  70. Pues no entiendo por qué tanta manía a esta chica que, (y no lo sé) aunque se haya salido de los límites del periodismo, defiende nuestro derecho a saber qué pretende hacer este tipo en el mundo. Parece que te has quedado con ganas de ir a Irán y entrevistarlo tú, que seguro que lo hubieras hecho mejor…

    Verdades

    19 marzo 2011 at 1:20 am

  71. […] de noticias). Sin embargo, la entrevista en sí misma me ha parecido descafeinada, donde el protagonista ha parecido más Ana Pastor que el propio entrevistado, que se pasea por los medios contando anécdotas del encuentro, para mí poco relevantes y con […]

  72. sino que justamente con el tema vasco (aunque esto Ahmadineyad no lo sabe) es donde el gobierno español debería agachar la cabeza porque no está en posición de dar lecciones de democracia a nadie. Con periódicos cerrados, partidos ilegalizados y presuntas torturas a presos. Y ahí patina de nuevo Ana Pastor. O miente a sabiendas, que es peor, diciendo que en España no se persigue a los opositores.
    ———

    Con decir esto pierdes todo crédito… Ponte un velo, si tanto te gusta… o mejor una capucha…

    nemil

    19 marzo 2011 at 8:50 pm

  73. Vaya vaya… parece que alguien tiene envidia… Si fuese un hombre la criticarías igual? Agresividad en el periodismo, sí, algo que parecía muerto. Venga ya poca gente tiene cojones de hacer esto. Es una esperanza para el periodismo. ¿Que estaba preparado lo del paañuelo? no lo sé, probablemente sí, mejor. Esta mujer no está buscando el protagonismo. A ver si ahora va resultar que por hacer una entrevista diferente tiene que ser culpable de algo, que conformistas somos. Saca a relucir las debillidades de este ser presumiblemente inquebrantable.

    Vil

    19 marzo 2011 at 11:19 pm

  74. “Y ahí patina de nuevo Ana Pastor. O miente a sabiendas, que es peor, diciendo que en España no se persigue a los opositores.”

    Me hace gracia este comentario, como si no hubiese que seguir a gente que asesina.

    Y en España hay opositores que sin violencia, no estan para nada perseguidos.

    lalala

    20 marzo 2011 at 2:35 am

  75. Magnífica crítica, das en el clavo. El periodismo en general está de capa caida, primero porque no saben usar su “herramienta” de comunicación que es el lenguaje, y segundo porque ya no quedan periodistas imparciales

    Vicente

    20 marzo 2011 at 10:46 am

  76. Estoy con el último comentarista. ¡Qué mala es la envidia!.

    Para un puto periodista en este país que usa para algo su título en vez de ir de comparsa a las mal llamadas ruedas de prensa, y encima metemos caña. Y todo, porque es mujer y guapa.

    Enhorabuena, Aixi. Tú sí que sabes cuáles son los periodistas buenos de verdad.

    pepe

    20 marzo 2011 at 2:33 pm

  77. Estoy de acuerdo al 100% con el artículo , y me alegro de escontrar a gente que piensa igual que yo . En algún sitio dije que las frase “En mi país las preguntas las hacen los periodistas” me sonó a DEC , Sálvame o Enmigos intimos” , De acuerdo en lo de las preguntas retóricas que no sabía como manejar , de acuerdo con lo de los gestos … como dice Pablo … en fin , con todo , lo único de la reflexión en que no estoy totalmente de acuerdo con el artículo no es comparable en la misma medida el asunto de los opositores , pero en cuanto a Ana Pastor , no puedo estar más de acuerdo … una pésima entrevista .
    Para que no haya juicios equivocados aclaro que soy mujer y que desprecio categóricamente las ideas y el régimen de Ahmadinejad.
    No hace falta ser ni periodista ni psicólogo para poder criticar esta entrevista , porque TAMPOCO ha hecho falta serlo a todos los que la alaban.

    Mercedes Garam Masala

    23 marzo 2011 at 8:07 pm

  78. La entrevista me parece un paradigma de nuestro tiempo, es decir, “occidentalcentrismo”: ignorancia y soberbia del “primer mundo” frente a otras culturas y momentos históricos de las mismas. Ya pasó con los conquistadores españoles el América Latina, por poner un solo ejemplo y ahí seguimos.

    José María Feliu

    23 marzo 2011 at 11:33 pm

  79. No sé si eres periodista. Y si lo eres no creo que hayas hecho muchas entrevistas y en el caso de haberlas hecho supongo que habrás peloteado. Los periodistas estamos hartos de que el entrevistado se crea con la libertad de torear al periodista sólo porque es el entrevistado y por ello hay que tratarle con cariño. Ana Pastor es un ejemplo de que el periodista pregunta y ha de preguntar sobre lo que el entrevistado no quiere hablar porque para preguntarle qué tiempo hace y decirle que bueno es usted ya tiene a su familia. Sigo aplaudiendo a Ana Pastor que es un ejemplo para los periodistas, todavía no he oido a ningún periodista de peso criticar a Ana sino todo lo contrario. Un saludo!

    Mario

    25 marzo 2011 at 9:35 pm

    • Si en la facultad no te han enseñado a usar los signos de puntuación de forma debida (el punto y coma y los dos puntos también existen), me parece improbable que hayas salido de allí teniendo una comprensión profunda de lo que debería ser un buen periodista (que implica cuestiones más complejas, desde la profesional hasta la ética — incluyendo la modestia que Ana Pastor desconoce).

      Perhi

      26 marzo 2011 at 4:34 pm

  80. Muy de acuerdo con este post. Le felicito. La periodista intentó que Ahmadineyad cambiara de opinión, persistentemente. No escuchó, no aceptó, no admitió las respuestas ni posturas de Ahmadineyad (aunque fuesen incorrectas o criticables). Los periodistas la han encumbrado porque la chica está de mojar pan, los incultos y los aborregados la han encumbrado porque es severa de palabra y de actitud.

    Ailian, corrija Vd. la puntuación y la ortografía, que para mucho palurdo la forma descalifica el contenido.

    Anonymous

    1 abril 2011 at 2:05 pm

  81. Para mucho palurdo que sabe escribir correctamente, ya lo siento.

    Lydia Pastor Puente

    1 abril 2011 at 6:38 pm

  82. Buenas tardes a todos,

    He leido todos los argumentos y respuestas. Sólo he llegado a una conclusión. No debe haber ningún periodista aquí.Y si lo hubiese, que Dios nos coja confesados. Independientemente de los contenidos, POR FAVOR, ¡ESAS FALTAS DE ORTOGRAFIA! (de casi todos).

    Respecto al siguiente párrafo que transcribo íntegramente:
    “Y tan preparada tenía la entrevista el presidente iraní, que cuando la Pastor intenta atacarle con el tema de los opositores él responde hablando de los “separatistas”. Y eso fue una estocada en toda regla. No solo por los argumentos que expuso, diciendo muy claro que por ser opositor no eres inmune a la ley y no puedes ir por ahí “incendiando edificios” (sic), sino que justamente con el tema vasco (aunque esto Ahmadineyad no lo sabe) es donde el gobierno español debería agachar la cabeza porque no está en posición de dar lecciones de democracia a nadie. Con periódicos cerrados, partidos ilegalizados y presuntas torturas a presos. Y ahí patina de nuevo Ana Pastor. O miente a sabiendas, que es peor, diciendo que en España no se persigue a los opositores”;
    Lo he leído varias veces y no llego a comprenderlo. Espero que no se esté equiparando “oposición” a “Terrorismo y Asesinato”. Seguro que lo he entendido mal. Si es así pido disculpas.
    En mi humilde opinión, lo mejor, sin duda:
    “…el sexismo es “malo” para ambas partes.”

    Por cierto, a mi tampoco me gustó nada la entrevista, sobre todo por el desmedido afán de protagonismo, del que responsabilizo, sobre todo, a la cadena televisiva.
    Gracias al que haya llegado hasta aquí y saludos,

    Pedro Pablo

    Pedro Pablo

    5 abril 2011 at 5:59 pm

  83. A todos l@s que habláis de que l@s demás no tienen ni idea de periodismo (independientemente de que les guste Ana Pastor o no)…

    ¿Existe periodismo NO CONTAMINADO en España?

    No será que en España el periodismo libre, no existe (y no me valen dos ejemplos de periódicos de tirada local).

    En mi opinión TODOS intentan vender su moto, la TV y la prensa escrita, son una bazofia traidora, traidora por traicionar su función, la de INFORMAR, las masas están DESINFORMADAS, encontrar INFORMACIÓN (informarse), es tarea imposible, cuando un asunto te levanta suficiente interés como para informarte mejor… ooooh Dios santo…! o te leés dos o tres periódicos de distinto “color”, y en base a un análisis a los hechos “generales” contados en tres colores diferentes, puede ser que saques una conlusión más o menos limpia, a partir de la que elaborar un criterio que puedas asumir con tranquilidad.

    Imaginad una encuesta a nivel nacional, en la que se preguntara a los encuestados, acerca del color político de 5 periódicos de máxima tirada nacional… ¿acaso no sabemos tod@s de color es este u aquel periódico o televisión?

    Pues eso, que no hay más ciego que el no quiere ver.

    El Séptimo Yonki

    26 mayo 2011 at 8:54 pm

  84. Muy buena nota. Saludos

    Alimac

    29 junio 2011 at 6:26 am

  85. Me ha parecido un artículo de opinión interesante, pero se ve bastante deslucido por la cantidad de faltas de ortografía. Sé va con tilde, porque es del verbo saber. Es un ejemplo, pero hay bastantes. Además se repiten a lo largo de todo el artículo. Creo que es necesario revisar un texto antes de publicarlo, porque repito, me parece interesante, pero no me parece muy creíble que alguien critique a una periodista cuando comete faltas ortográficas.

    Natalia

    10 octubre 2011 at 9:22 am

  86. A mi, Ana Pastor me parece de lo más sectario del periodismo español. Camuflada en un impecable imagen y una gran belleza, se desenvuelve con la mayor de las sutilezas.
    Sinceramente, no encuentro diferencias (salvo el que no se le note) entre Ana Pastor y reconocidos trolls progubernamentales como María Antonia Iglesias o Nacho Escolar.

    Lidia - Nutricionistas

    19 octubre 2011 at 9:17 am

  87. A mi me parece una buena periodista y que ejerce muy bien de ello, lo que en este pais molesta es que la gente tenga ideas propias y de entrevistas libres donde las cosas no estan pactadas y el entrevistado tiene que mojarse realmente con todo.

    Alfombras

    2 enero 2012 at 7:34 pm

  88. No veo la tele, y veo que hago bien. En este país en vez de darnos información y dejarnos pensar, nos dicen directamente lo que hay que pensar. Me da pena ver telediarios o leer periódicos y ver que están politizados…

    Seguiré viendo Bob Esponja cuando ponga la tele porque no quede luz para leer un libro o hacer ganchillo. 🙂

    analidia1704

    29 febrero 2012 at 11:30 am

  89. Pues resulta que Ana acaba de fichar por la CNN. No se si te sonara esta cadena, pero me da a mi, que allí saben un poquito mas que tú de periodismo.

    Rafa72

    13 septiembre 2012 at 11:02 pm

  90. Estoy de acuerdo con todo, menos con esto.
    ” Incluso con expresiones inaceptables para un entrevistador medianamente decente como “pero… pero…” o “yo creo que…”. Usted, señora, no tiene que “creer” nada, no debe dar su opinión. Su función es hacer preguntas y si tiene que aportar algo son datos objetivos y punto”.

    Un periodista tiene derecho a preguntar desde su punto de vista e incluso a vertir una opinión, aclarando que es su opinión. “Yo creo que sería mejor que usted deje de usar barba ¿a usted qué le parece?
    Lo que nunca debe hacer es encubrir qué esa es su opinión y endilgarle sus opiniones a entes abstractos “la gente cree”, “la comunidad internacional cree”, “algunos creen”.
    La periodista puede colocar un ‘pero’ y repreguntar si quedan dudas sobre la respuesta del entrevistado. Pero la repregunta es justamente una habilidad que sólo tienen periodistas talentosos. Y esta señorita no lo es.

    alimac

    23 octubre 2012 at 6:50 pm

  91. Me parece sorprendente que no hables del sueldo de las presentadoras de RTVE, en concreto el sueldo que tenía Ana Pastor por hacer este tipo de tonterías, mientras hay becarios que no cobran, pero ellas se embolsan más de 100000E al año por entrevistas simples que podría hacer mil veces mejor cualquier matemático o ingeniero, EN SERIO POR QUÉ NADIE HABLA DEL SUELDO DE ESTA GENTE? HOLA? HAY GENTE AHÍ?

    verdades

    21 abril 2013 at 8:02 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: