Aixi

el blog de ailian

El sentido del humor y la religión

with 3 comments

Si hay algo que distingue muy especialmente al ser humano con respecto al resto de animales probablemente sea el sentido del humor. Por ejemplo, los gatos no tienen sentido del humor y cualquiera que haya convivido con ellos sabe que si te ríes a su costa se ofenden y mucho.

Mi anterior artículo era una sátira que abordaba varios temas, y se desarrollaba en un escenario bíblico para llevar hasta el límite la reducción al absurdo. Solo unos pocos, a tenor de los comentarios tanto aquí en este blog como en menéame, apreciaron la sutil crítica al sistema de derechos de autor y por extensión a las patentes. En cambio el debate se centró en la sátira sobre la vida de Jesús.

Por muy acostumbrado que esté, siempre me sorprenderá la facilidad que tienen especialmente la mayoría de católicos para ofenderse. No voy a entrar en las continuas ofensas que hace la Iglesia Católica Apostólica y Romana hacia los que no creen las mismas cosas que ellos, aunque igualmente hago notar este detalle porque pienso que no se puede exigir a los demás lo que uno mismo no da.

Y quiero responder también a muchos que desde el otro bando, sea ateo o simplemente laico, afirman que “todos los religiosos son unos intolerantes”. A menudo veo esto en los comentarios sobre religión y considero que es una generalización, posiblemente eurocentrista, que olvida que en el mundo hay una gama considerable de religiones y acercamientos a la misma.

Por ejemplo, si miramos el libro de cabecera de un taoísta, y aunque considero el taoísmo una filosofía más que una religión también es cierto que hay una rama puramente religiosa con sus sacerdotes, ritos y demás. Veamos que dice el Tao Te King en su poema cuarenta y tres:

El alumno inteligente oye hablar del Tao y lo pone en práctica con diligencia.
El alumno normal oye hablar del Tao y piensa en ello de vez en cuando.
El mal alumno oye hablar del Tao y se ríe a carcajadas.

Si no produjese risa, el Tao no sería lo que es.
(…)

Es decir, para el taoísmo no solo es tolerable reírse de sus propias creencias sino que es inevitable. Interesante punto de vista, ¿no?

Pero volvamos al artículo de ayer. Algunas personas se lo tomaron tan en serio que me retaron a que publicara esos documentos sumerios que revelaban esa nueva historia de Jesús. Me sorprende que nadie reparara en que el padre de Ismael de Arimatea (que tampoco existe) tuviese un apellido tan curioso como Isaac de Rematao ni que fuese un habitante de la Luna, al decir que era de la tribu de los selenitas. Esto sería material para otro artículo, el cómo unos “leen” unas cosa y obvian otras y las interpretaciones peregrinas que se hacen de los textos en internet revelando una falta de comprensión de texto galopante en muchos usuarios que supongo son víctimas de un sistema educativo deficiente.

Otro de los problemas de los que adolecen los muy creyentes es suponer que solo hay una Verdad, pues es lo que dice su Libro Sagrado*.

Y claro, cuando les presentan una verdad “diferente” se enfadan porque no coincide con la suya, y entonces eres un hereje, un blasfemo y mil lindezas más. Curiosamente éste es el mismo comportamiento de los pseudoescépticos, falsos empiristas que hacen mucho ruido en la blogocosa y que ponen etiquetas de “magufo” a todo lo que no case con sus propias creencias**. O puede que no sea tan raro, ya que es una característica inherente a los fanatismos satanizar y/o despreciar a los que no se alinean con su visión del mundo.Otra explicación plausible y sin duda más sesuda es que la estructura de una pensamiento es heredada inconscientemente, dando por buena una interpretación reduccionista de la realidad aunque la descripción de la misma cambie.

Ambos podrían aprender del hinduísmo, que después de relatar en el Mahabharata cómo es el mundo,  todos los dioses y sus interacciones, la vida de pueblos y personajes y mil cosas más  en 18 volúmenes con unas ni más ni menos que aproximadamente 110.000 estrofas… al final dice:

Y así es como son las cosas. O quizás no.

Recuerdo un polémico maestro indio, Bhagwan Rajneesh, al que le reprocharon que ponía en boca del Buda cosas que el personaje histórico no había dicho. Rajneesh respondió que la verdad es que nadie sabe realmente lo que dijo el Buda, ninguno de los presentes lo había conocido y las escrituras que referían al mismo eran posteriores a su muerte. Y por tanto, si los demás se podían inventar lo que había dicho, ¿por qué él no?

Y me acojo a la misma argumentación: Los hechos de Jesús se recogen un siglo y pico más tarde de su supuesto fallecimiento. Pero no solo eso, el Evangelio es retocado y modificado primero en el Concilio de Nicea, cuando por primera vez se decide que Jesús es hijo único de Dios. Algo que Jesús no afirma nunca ni en los mismos Evangelios oficiales, pero que éstos sí ponen en boca de los apóstoles después de su muerte. Y parece ser que  habrían más retoques y ajustes, como la desaparición de sus hermanos de sangre o la relación amorosa que tenía con María Magdalena, su principal discípula.

Estos señores representa que escribieron lo que dijo Jesucristo. Como curiosidad, se corresponden con los cuatro elementos de la alquimia: Tierra, Agua, Aire y Fuego. (1)

Personalmente, cuando leí el Nuevo Testamento y vi tal despropósito pensé que los apóstoles eran idiotas que no se habían enterado de la misa la mitad, y nunca mejor dicho. Mientras Jesús habla de humildad y fraternidad, los apóstoles le preguntan que quién de ellos es el más importante en la escala jerárquica. Mientras habla de Fe, confianza y amor, Pedro reniega de él tres veces en una mañana para salvar su propio culo. Y éste luego sería el que fundaría la Iglesia, no me extraña. Lo entendió todo al revés. Jesús era anárquico, o, como me dijo una vez mi atea madre, “el primer socialista de la historia”. Por eso hace algo tan cargado de simbolismo como entrar en burro en Jerusalén, cuando le habían pedido que entrara en caballo, como un rey.

Creo que de entre todos los apóstoles el más nefasto no era Judas, sino Pedro. No solo porque era el que hacía las preguntas más estúpidas, sino que es el que montó el tinglado de la Iglesia que tantas atrocidades ha cometido en Europa y en el mundo usurpando el nombre del Maestro.

Leyendo con detenimiento el Evangelio, se desprende que Judas era cómplice de Jesús. Éste quería llegar al verdadero centro de poder, que era Roma y urdió un plan para llegar a Poncio Pilatos, representante de ese poder. No olvidemos que los enemigos de Jesús y sus acólitos no eran los romanos (que eran muy tolerantes con las creencias ajenas en aquel período***) sino los sacerdotes hebreos que veían peligrar su status quo.

Como sabemos, al final el plan no le salió tan bien y por eso llega incluso a renegar de Dios.

Creo que es muy sano leer las escrituras, y de cuantas más religiones mejor. Pues una lectura desapasionada y crítica nos acerca la la verdad que puedan contener entre líneas. Y creo que todos tenemos derecho de hacerlo y sacar nuestras propias conclusiones.

Como agnóstico, es lo que hago. Discrepo en que esto sea una falta de respeto, es más desde aquí proclamo mi admiración hacia el Maestro llamado Jesús de Nazaret. Sus enseñanzas son muy bellas, y conozco muy pocos cristianos que las sigan verdaderamente. La enseñanza principal de Jesús es el Perdón, recuerden sus palabras:

«A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien sólo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores lo hacen. Y si prestáis sólo cuando esperáis cobrar, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo. ¡No! Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos. Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis, la usarán con vosotros.

Evangelio de San Lucas 6, 27-38
(negritas mías)

Así que si he ofendido a algún cristiano, por favor, recuerda sus palabras y perdóname.

Si en verdad Dios nos hizo a su imagen y semejanza, sin duda es un gran bromista y apuesto a que nadie más que él se ha reído de mi sátira bíblica.

Palabra de un hijo de Dios.

___________

(*)Está nefasta superstición ya fue ampliamente explicada en el artículo “La mentira de la verdád única”.
(**) También tratado en el mismo artículo.
(***) La República de Roma admitía cualquier creencia religiosa y respetaba las creencias locales. Los romanos, grandes guerreros e ingenieros eran gente muy práctica. Por un lado era una buena manera de evitar rebeliones, ya que todo seguía igual para la gente, solo cambiaba el Patrón. Por otro, los romanos, como los hindúes, tenían un nutrido panteón de dioses, así que siempre había espacio para otro más. El politeísmo permite ese grado de apertura y eclecticismo.
Luego, cuando siglos después llegó la Iglesia a Roma y el cristianismo con su Dios Único se convirtió en religión oficial se terminó esa paz social persiguiendo a los seguidores de todas las demás religiones y creencias.
 
Fotos:
 
(1) Wikipedia Representación de los cuatro evangelistas con su correspondiente simbología:
Mateo (hombre-ángel), representa el agua
Marcos (león alado), representa el fuego
Lucas (toro alado), representa la tierra
Juan (águila). representa el aire
este mismo simbolismo se puede observar en algunos relieves y papiros del Egipto antiguo.
Anuncios

Written by ailian

26 febrero 2012 a 1:41 pm

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos El sentido del humor y la religión aixi.wordpress.com/2012/02/26/el-sentido-del-humor-y-la-r…  por likiniano hace […]

  2. Hace tiempo que me es completamente indiferente el si ofendo o no a las distintas religiones. Ninguno de ellos realmente se preocupa de si te ofende o no atí simplemente manifestando sus creencias y reafirmandose en ellas. Normalmente cuanto mas radical, mas intransigente y mas necio… pues mas se enfadan ante la mas mínima broma. Amí no me molesta lo mas mínimo que hagan bromas sobre los ateos de hecho me rio mucho con ellas.
    Por otra parte los cristianos se creen el centro del mundo.
    Perdón pero no es que haya cientos es que hay miles de religiones y cada una se cree la verdadera.
    Así que si no te gusta es tan facil como cerrar la página del navegador. Apagar la tele, cerrar el libro, etc etc etc.
    Un saludo.

    Eneas

    26 febrero 2012 at 4:58 pm

  3. […] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } aixi.wordpress.com – Today, 1:19 […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: