Aixi

el blog de ailian

Alerta magufo: Pseudoescépticos en la blogosfera

with 8 comments

Hace tiempo que llevo observando, reconozco que con cierta curiosidad antropológica, la proliferación y discurso de un sector de la blogosfera, el pequeño clan de los “escépticos”. Un grupo de aguerridos bloggers que con mucho esfuerzo intentan desenmascarar a quien pretenda engañar a incautos con cosas raras alejadas de a Ciencia. Su última gran hazaña es la que por fin me ha decidido a escribir este post: su afán por denunciar “magufadas” les ha llevado a quejarse de que pacientes de cáncer reciban un tratamiento complementario de Reiki que según el Instituto Catalán de Oncología tiene como objetivo relajar y disminuir los niveles de ansiedad que padecen los afectados por esta grave enfermedad.

Mikao Usui, padre del Reiki(1)

Pero empecemos desde el principio, ¿qué significa ser escéptico?

El origen del término “escepticismo” viene de la palabra griega Σκέψις (sképsis), que quiere decir “búsqueda”, duda o en el verbo sképtesthai que significa “examinar”.

El escepticismo, como la mayor parte de corrientes de pensamiento de nuestra cultura, se desarrolló en la antigua Grecia, del IV siglo a.C. en adelante.

Básicamente el escepticismo es la postura filosófica que duda, que considera que no puede haber ningún saber firme y definitivo, que cuestiona: es el antónimo del dogmatismo.

Un ejemplo claro de postura escéptica es la del agnóstico: no niega la existencia de Dios, pero tampoco la afirma. Duda que pueda saberse definitivamente si tal entidad existe o no, pues se escapa a la capacidad humana para aprehenderlo. Un dogmático es un religioso que basa su Fe en el convencimiento de que Dios existe y es una verdad absoluta irrefutable. Su antagonista, el ateo, es otro dogmático pues asegura con toda certeza (es decir, como un dogma) que Dios no existe, aunque toda la argumentación que pueda sustentar tal idea se basa también en conjeturas.

Resumiendo: un escéptico duda, cuestiona, no da por cierto ni por definitivo nada.

Entonces, ¿qué es un pseudoescéptico?

Un pseudoescéptico es aquel que se pone el disfraz de escéptico, sin serlo. Es decir, duda de muchas cosas, pero no de todo. Supone que hay cosas que son ciertas e irrefutables.

Tomemos por ejemplo el anterior post citado, el que se quejaba del Reiki. En ningún momento pone en duda nada, todo son afirmaciones muy contundentes. La Medicina (en mayúsculas, como quien dice “Dios”) es la única cosa que se le puede administrar a un paciente, y el “chamanismo irracional” (sic) debe ser alejado absolutamente de las personas. Categórico, sí. ¿Escéptico? No.

Un escéptico se reiría en la cara de quien hace tales afirmaciones. Pondría en duda la medicina igual que pondría en duda el Reiki. Atención, que poner en duda no es negar ni afirmar. Poner en duda significa que abro un margen: puede ser cierto o puede ser falso eso que me estás describiendo. A partir de ahí, escucharía argumentos a favor y en contra y se formaría una opinión siempre sujeta a revisión y jamás definitiva.

En el caso que nos ocupa tenemos dos opiniones contrapuestas: un periodista/blogger que dice que eso no sirve para nada por un lado. Por otro un instituto médico que aplica esa terapia con un fin para el cual tiene éxito. Yo ya he decidido a quién me creo más. Algunos dirán “falacia de autoridad”… no. Para mi cuentan los hechos.

El blogger no tiene experiencia clínica alguna, no tengo ni idea, porque no lo dice, de por qué afirma que esa terapia no sirve. En cambio todo un instituto médico se juega la reputación incorporando este controvertido método y obtiene los resultados esperados. Estos son los hechos.

La argumentación habitual del pseudoescéptico en estos casos es:

  1. No hay estudios científicos que lo corroboren.
  2. Los estudios científicos que hay son sesgados/incorrectos o no han sido publicados en una revista “de impacto”.
  3. Hay estudios científicos que demuestran que la terapia es igual de eficaz que el placebo.

Carneades, un escéptico de los de verdad(2).

Sobre el primer punto cabe recordar que la ausencia de prueba no es prueba de ausencia. Es decir, no podemos negar algo por falta de pruebas, podemos ponerlo en duda, pero no negarlo rotundamente. Cuando Marco Polo regresó de China muchos no se creyeron algunas de las maravillas que narraba. ¿Un polvo que explota? Chaladuras. La pólvora no dejó mágicamente de existir porque no se creyera en ella ni hubiesen pruebas de su existencia: en China seguían utilizándola.

Sobre el punto dos, bueno, ahora hay estudios pero esos no le valen. Vaya. ¿Es necesario que desarrolle esto? Aquí el pseudoescéptico retira ya un poco su disfraz y empieza a tirar de dialéctica (no de hechos empíricos) para desacreditar la argumentación de su oponente. Ahora si las pruebas no me gustan, las impugno. Pero no lo pone en duda, no:  lo niega.

Negar, recordemos, no es de escépticos sino de dogmáticos.

Sobre el punto tres, ahí tenemos el “comodín del cientifista”. Cuando algo fuera de la ciencia formal funciona, ah, amigo, no será por la técnica en sí sino por el increíblemente mágico Efecto Placebo que lo cura todo. Y ahí de nuevo el pseudoescéptico se traiciona, porque si le preguntas (esta es una pregunta real que he hecho) oye, ¿y no sería interesante investigar esto? ¿Investigar como es posible que la técnica ‘X’, basada en cosas que no comprendemos o en supercherías, da igual, es capaz de activar este increíble efecto que cura? No obtuve respuesta. Bueno, la respuesta fue “no hay nada que estudiar, es efecto placebo y punto”. Pos vale. Muy científico y escéptico todo. Pero la cuestión sigue sin resolver: tenemos algo que hace un efecto, le ponemos un nombre muy bonito pero no entendemos el mecanismo que lo provoca. Como no lo entendemos… ¿se descarta? Todavía estaríamos en la edad de piedra si nuestros ancestros hubiesen tenido una mente tan simplona y con ideas tan limitadas.

Resumiendo:

El pseudoescéptico tipo que puebla la blogosfera tiene una serie de creencias inamovibles:

  • La Fe ciega y absoluta en la infalibilidad del método científico para responder absolutamente todas las incógnitas del Universo.
  • La creencia de que el Universo es solo lo que podemos percibir de él. Cualquier cosa que se escape a los sentidos o a la medición de una máquina simplemente no existe: se niega.
  • Que los científicos son una raza aparte de seres humanos totalmente objetivos e imparciales; desintoxicados de sus creencias previas y ajenos a las influencias culturales e históricas en las que viven o vivieron y cuya única ambición es el bien de la humanidad.
  • Que todas las investigaciones científicas tienen como objeto el bien común, nunca el lucro personal, empresarial ni ninguna otra motivación diferente.

Se puede observar la presencia de estos dogmas en cualquier blog autodenominado “escéptico”. ¿Hemos dicho ya que el dogmatismo es lo contrario del escepticismo?

Por eso lo correcto es llamarles pseudo (del griego ψεῦδος = falso) escépticos, osea, falsos escépticos.

En realidad son fanáticos. En el sentido claro del término, es decir, aquel que defiende apasionadamente algo, y ve enemigos en los que piensan diferente.

Si aún no se ha topado con ellos, es fácil identificarlos. Utilizan una palabra por ellos mismos acuñada, la palabra “magufo”.

“Magufo” vendría a ser cualquier cosa que no comprenden. Es un enorme cajón de sastre, porque “magufo” lo mismo puede ser un avistamiento OVNI como una postura de yoga. Puede ser el reiki como una tisana de hierbas. Tremendos son, ven enemigos y peligros por todas partes.

La utilidad encomiable de esa palabra es que desenmascara a los fanáticos pseudoescépticos. Cuando alguien en un blog, o en una discusión suelta esa palabra… no sigas discutiendo: jamás llegarás a ningún punto de acuerdo. Da igual lo que argumentes, las pruebas que ofrezcas, las experiencias personales, clínicas ni nada: si no se ajusta a las creencias inamovibles anteriormente descritas no hay posibilidad de entendimiento.

Ahí tenemos un ejemplo, el Reiki relaja a los pacientes de cáncer. Es igual, según los fanáticos, hay que erradicarlo de los hospitales. Da igual que los pacientes se encuentren mejor, hay que erradicarlo porque “yo digo que eso es una magufada”.

Los pacientes son adultos, los médicos también para decidir qué hacer o no. Unos lo ofrecen libremente y los otros lo reciben libremente. Pero eso no vale para un fanático pseudoescéptico. Como todos sabemos los fanáticos (sea de la cuerda que sean) tiene el problema de que necesitan convencer a los demás de que ellos tienen razón, de que hay que hacer lo que ellos digan y que hay que exterminar cualquier idea alternativa a sus creencias.

Es lo que encontraréis en los blogs de los pseudoescépticos, que podréis identificar si utiliza la palabra clave que nos alerta que está escribiendo un fanático: magufo. Si ves esa palabra o un derivado para adjetivar despectívamente alguna cosa, no hay duda, estás ante un fanático pseudoescéptico.

Por mi parte, aplaudo la decisión del Instituto Catalán de Oncología que ha incorporado una técnica que parece haberse revelado eficaz para proporcionar un poco más de calidad de vida a sus pacientes.

Off topic: Esta vez he tenido que huír despavoridamente de la Wikipedia en Español, la cual me ha causado bastante vergüenza ajena. Especialmente artículos sobre el escepticismo y el pseudoescepticismo están plagados de errores y faltos de punto de vista neutral.  He tenido que recurrir a la wikipedia en italiano, como muchas otras veces y a otras fuentes, como la excelente que he encontrado sobre el escepticismo. Es una pena que en una lengua tan hablada como el español tenga una de las peores versiones de la wikipedia.
 
Fuente de las imágenes:
 
(1) Wikipedia.
(2) Wikipedia
Anuncios

Written by ailian

12 mayo 2012 a 6:55 am

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hace ya varios años que el escepticismo ha derivado en una forma de religión elitista que le pide a los “ignorantes” tener fe en la ciencia ortodoxa, en lugar de tener fe en dios (o cualquier otra idea de tinte espiritual).

    El problema de la religión siempre han sido los dogmas, y esta nueva religión nos quiere colar más dogmas con la promesa de que si están equivocados, los corregirán. Pero mientras tanto, no dudes, no investigues, no hables de lo que a ellos no les gusta; muy científico todo.

    Los escépticos ni quieren entender lo que es la espiritualidad (lo cual para una persona que dice defender el conocimiento es bastante contradictorio), ni quieren entender que no todo el mundo que sigue una determinada religión lo hace por pura ignorancia, ni quieren entender que el camino de la arrogancia va en dirección contraria del objetivo que dicen perseguir.

    Como aquel que quería ser califa en lugar del califa, los escépticos quieren ser lideres religiosos en lugar de los lideres religiosos.

    Nei

    13 mayo 2012 at 10:36 pm

    • Un comentario lleno de frases desacertadas y comparaciones estúpidas…
      1. Llamas ignorantes a los que consideran como válida la ciencia, cuando aquellas que la ignoran son los verdaderos ignorantes (Es curioso que estas parafernalias New Age proliferen más entre gente con menos formación, ¿verdad?)
      2. Por favor, emplea la palabra “ciencia” sin el complemento “ortodoxa”, que ciencia sólo hay una y no requiere adjetivos.
      3. No puedes decir “tener fe en la ciencia” porque es un absurdo total: La Fe requiere creer sin dudar; la ciencia se basa en la duda crítica y no requiere fe, porque demuestra sus afirmaciones o, si no, reconoce que son teorías o que se basan en estadísticas.
      4. La ciencia carece de dogmas. Los postulados se contrastan con la realidad, se comprueban, se procesan, se transforman, se vuelven a comprobar, a veces se refutan… Vosotros sois los que hacéis afirmaciones gratuitas para las cuales no necesitáis demostración, porque basáis los resultados en la subjetividad, cosa que en la ciencia, NO VALE.
      5. Si alguien te dice que no dudes o no investigues es que no es demasiado científico. A mí me encantaría que una investigación demostrara la tercera parte de las afirmaciones gratuitas que soltáis, pero claro, eso no pasa porque afirmáis que nuestros métodos de comprobación no son válidos. Atado y bien atado, ¿eh?
      6. La espiritualidad no tiene cabida en la ciencia, porque no se puede medir, ni se pueden medir sus efectos. Nadie niega de su existencia, ni existe ciencia que niegue la existencia de una o varias divinidades porque NO PROCEDE. No es tarea de los científicos determinar si existe o no Dios, el alma, o los chakras. No se puede demostrar que no existe un Dios (es un absurdo lógico) como no puedes demostrar tú que no existe el monstruo de spaghetti volador.
      Lo siento mucho, pero estás acusándonos de tus propios defectos.

      endevé

      14 octubre 2013 at 2:35 pm

  2. Un excelente articulo. Practico estas tecnicas y conozco sus resultados y… ¡soy un incorregible esceptico!
    Esta condicion, me ha empujado a investigar, que es la actitud cientifica correcta, asi como buscar sosten intelectual a las “Intuiciones” y su corroboracion experimental.
    El principal inconveniente que encontre es la falta de “metodo de pensamiento” adecuado para encarar la comprension e inteligencia de estos hechos relacionados con la “enseñanza iniciatica” y las experiencias que genera. He notado tambien la pesima concepcion de tales experiencias, siempre ligadas a la “magia” (mal entendida), a la “religion” (de cualquier origen sectario), a la “mistica” a la “espiritualidad” (imaginada como netamente emocional) y basadas en teorias sicologicas concebidas por un judio ateo, Freud, apoyado por su equipo compuesto por otros 15 judios, sin ningun fundamento intelectual, mas que sus propias elucubraciones…basadas en un metodo para pensar totalmente desconocido o muy poco difundido. El unico “no judio” en el sentido laxo del termino, fue Jung. Pero su especialidad era tambien el “metodo kabalistico de pensamiento”, asi como firmes conocimientos de los metodos chinos, astrologico y tarot, en el que tambien se destacaba Freud.
    En esta propuesta trabajare en mi “blogpress” que he llamado “ReikiRou”.
    Esta es mi invitacion, pues. Espero estar a la altura de estos, vuestros trabajos.

    maestroangeloisai

    18 mayo 2012 at 9:47 pm

  3. http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/06/120621_tecnologia_guerras_wikipedia_aa.shtml
    Según publicaron en la Public Library of Science (PLoS ONE) los investigadores del BME, palabras como homosexualidad, anarquismo, Jesús, Israel o Apartheid provocan encarnizadas luchas de tecleos.

    En cuanto a temáticas, explicaron, existen puntos de conflicto comunes en toda la enciclopedia, sobre todo en lo que tiene que ver con asuntos políticos o religiosos.

    Sin embargo, se dan algunas particularidades en determinados idiomas, como el español, donde abundan las peleas en todo aquello que tenga que ver con el fútbol, mientras que los franceses se pelean más por temas vinculados a la ciencia o la filosofía.

    _____

    23 junio 2012 at 1:43 pm

  4. […] Esta entrada ha sido tomada del blog aixi. No estoy al tanto del Reiki y en dado caso no lo defiendo, sin embargo las ideas y opiniones que […]

  5. Preguntas de escéptico: que mecanismo causal podemos hallar, cual es la explicación más sencilla, que datos y pruebas fiables y replicables hay, que índices maneja,

    Preguntas de clínico: las anteriores más cual es su efecto comparado con un grupo control/placebo, que estudios controlados aleatoriz ados hay, que potencia estadística tienen, hay otros tratamientos iguales o superiores, se basa en medición fiable.

    Tres cuestiones fundamentales que fiabilidad que efectividad que validez y que eficiencia tiene.

    Es superior el reiki a la terapia cognitiva conductual?

    Basta ya de magufos

    psiact

    3 marzo 2013 at 12:02 am

  6. Lo llaman Reiki, pero es algo muy antiguo y que probablemente ha existido desde mucho antes que el señor japones ese lo llamara asi.

    La imposicion de manos, en tanto que de ellas emana un efluvio especial, benigno o maligno, entronca con la pretension de la existencia de espiritus y que el espiritu del chaman puede ser proyectado sobre el espiritu de otra persona, afectando a su psique y/o a su cuerpo.

    ¿Que el Reiki relaja? Imagino que no a todo el mundo, pero no cabe duda de que otras muchas cosas tambien pueden relajar, como podria ser el escuchar musica, pero entonces unos apañaditos lo llamarian musicoterapia y los DJ serian entonces unos neuromusicos, o algo asi.

    Si se aplica el Reiki en un hospital lo que procede preguntarse es por que, puesto que los facultativos que en el ejercen han tenido que superar un proceso de aprendizaje y pruebas de capacitacion entorno a conocimientos y tecnicas comprobados, en cambio la persona que se dedica al Reiki no ha tenido que demostrar su capacitacion ni someter a prueba su pretendida terapia.

    Lo cierto es que el Reiki no se puede demostrar. Deberia funcionar sobre personas que siquera saben que les estan haciendo imposicion de manos. Las terapias aceptadas superan en mucho el denominado efecto placebo, que creo que en realidad no es clase alguna de efecto, sino el registro como tal de la mera fluctuacion espontanea, ya que si bien las pruebas doble ciego y tal han revelado una apreciable e intrigante desviacion estadistica no me parece que ello amerite denominarlo “efecto”. Una terapia o un medicamento aceptado requieren mucho mas que una mera desviacion estadistica, requieren una explicacion de qué hacen y porqué, cosa que en modo alguno cumple el Reiki.

    ¿Que deberia investigarse el Reiki? Creo que hay muchas terapias, algunas de muy reciente invencion y lo que hace que amerite investigarlas es que su efectividad supere en mucho una mera desviacion estadistica y luego que los principios de actuacion que se postulen admitan una investigacion no sometida a los requisitos arguidos por sus propios cultores.

    Dubitador

    3 marzo 2013 at 1:23 am

    • Tú lo sabes todo, que tío más listo…Funciona dependiendo de cada persona,como cualquier medicamento al fin y al cabo.. Si a mí me funciona no necesito tus consejos.

      Estudios hay muchos y de muchos tipos, que alguién afirme conocerlos todos es, simplemente, estúpido!!

      Javier

      5 mayo 2013 at 2:57 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: