Aixi

el blog de ailian

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

A la sombra de El Pardo

with 3 comments

En mi anterior post hablé de la vergüenza de presidente de la República que hay en Italia. Hoy hablaré de la vergüenza de reyezuelo que hay en España. Hay dos diferencias sustanciales: la primera y evidente es que por muy vergonzoso que sea un presidente, afortunadamente tiene una pronta fecha de caducidad: en el caso de Italia son 7 años, en el caso de otra forma de república, como la venezolana, incluso existe la figura del referéndum revocatorio de manera que un presidente puede ser expulsado de su cargo mucho antes. Un rey no, un rey puede ser vergonzante, putero, asesino, torpe, gangoso, admirador y amigo de dictadores, corrupto y ladrón y es para toda la vida. La suya, claro, a menos que abdique en favor de su hijo.

En la otra diferencia espero estar equivocado:

A un presidente se le puede criticar, después de mi anterior post no ocurrió absolutamente nada. A un rey… depende. En Tailandia te meten preso. En España la autocensura funciona tan bien, que rara vez se publica algo en contra de la monarquía. Y cuando alguien lo hace, la zarpa de la Zarzuela se mete por en medio. Y si no que le pregunten a El Jueves. Veremos que pasa con este post. ¿Llamarán a wordpress para que lo borre? ¿Me enviarán a los antidisturbios a casa? ¿O me escribirá el fiscal general del Estado con amenazas legales?

En mi descargo, señor fiscal, sepa usted que soy italiano. Por tanto hijo de la República, y no le debo lealtad a ningún rey. Sirva esto de premisa, no voy a a ser amable con la figura y voy a ejercer mi derecho a la libertad de expresión.

Pero pongamos que entiendo que haya gente con mentalidad varios siglos atrasada que aún cree en la necesidad de creer en cuentos de hadas, príncipes, princesas, lujo, fastos, nobles y plebeyos. Hagamos un ejercicio de acercamiento de posturas, en lugar de alejarnos. A estas alturas ya, todo el mundo conoce los argumentos a favor o en contra de la monarquía que hay en España así que no voy a repetirlos. La máquina apisonadora de los hechos consumados ya ha puesto a un rey por otro, con los oídos bien tapados y los ojos mirando solo a la revista “¡Hola!”, no sea que oyesen que el pueblo español quisiera otra cosa diferente.

Felipe antes de que sus asesores le dijeran que se quitase la barba para aparecer comojoven y fresco.

Felipe antes de que sus asesores le dijeran que se quitase la barba para aparecer como joven y fresco.

Analicemos pues a Felipe de Borbón, ese señorito que por ser hijo de Juan Carlos de Borbón tiene el derecho divino de encabezar la jefatura del Estado Español.

Es cierto que a diferencia de un presidente, un rey tiene la supuesta ventaja de que toda su vida se le ha preparado para ejercer su cargo. Así, a Felipe se le empieza a conocer como “el Preparao”. Pero, ¿está verdaderamente preparado?

Pues si analizamos su discurso de proclamación, la verdad es que no, no lo está.

No sé en qué rayos le habrán preparao, pero no parece estarlo para hablar en público. Una dicción deficiente, con la cabeza gacha, leyendo continuamente lo que tenía que decir, con un tono monótono como un niño que lee una redacción que no entiende y trabándose infinidad de veces… ¿en todos estos años no le han enseñado a memorizar, a mirar al público al que se dirige, a vocalizar, a entonar? Si algo tiene que hacer un rey como el español es a hablar en público, especialmente en Navidad, y ni siquiera para eso está preparado, ¿cómo va a estarlo para menesteres de mayor enjundia?

Y ¡hay! Como le traicionaba el subconsciente. La primera traba fue cuando tuvo que leer “soberanía nacional” y casi se le escapa “sobriedad”. Le pasó también con “honestidad” en otro momento pero vaya, se trabó tantas veces que ya no sabes si es el subconsciente o que simplemente es torpe. Y no voy a pararme en los innumerables gallos, un rey que se precie no puede hacer el ridículo de esa manera hablando en público. Un político de tercera regional no sobreviviría un asalto con una manera de recitar tan patética. Después de varios atascos en medio de las alabanzas a su madre, habla de la reina, su esposa.

Yo no sé ustedes, pero a mi la Letizia me da penita. Esa mujer está consumida. Ese cuerpo de anoréxica no es normal. Posiblemente se haya dado cuenta, tarde, que vive en una jaula de oro. Que ya nunca va a poder opinar libremente, ni hacer libremente lo que le plazca más allá de los muros de la Zarzuela, que está total y absolutamente anulada como persona, que el personaje que representa está por encima de su individualidad, personalidad, anhelos y necesidades, que ha pasado de ser una mujer libre a ser un elemento decorativo, un objeto al servicio de su señor y marido. En la figura de esta reina se ve en todo su esplendor lo rancia, caduca y casposa que es la institución monárquica en España. Además la actual reina es una buena metáfora de lo que es España hoy día: flaca, explotada, no escuchada,  y solo puesta bonita de cara a la galería, sea con obras faraónicas o con cirugía estética.

Mientras, Felipe sigue con su discurso y viene a decir que la gente aún no lo sabe, pero que él es la monda. Que va a ser super honesto y transparente… curioso que diga esto cuando nadie sabe cual es su patrimonio real. Me refiero al de verdad, ¿eh? No al real de “realeza”. Curioso que diga esto cuando el partido más corrupto de la historia moderna de España es el que le a aupado al poder. Sin la aplastante mayoría del PP y la connivencia del otro nido de corruptos, su socio en el gobierno el PSOE, Felipe no hubiera sido coronado tan facilmente.

¿Perdón? Me dicen por el pinganillo que el PSOE en realidad está en la oposición. Vaya, con oposiciones así, ¿quién necesita socios de gobierno?

En un país en donde hubiera una efectiva separación de poderes los grandes partidos hubieran caído hace tiempo, como pasó en Italia con tangentópoli, affaire con no pocos paralelismos con la situación actual de España. Sin embargo, a pesar de las innumerables causas abiertas y hechos probados de corrupción sin límites, ahí siguen. Corrupción que salpica de lleno a la Casa Real, con una de las hermanas del flamante Rey imputada como presunta cómplice y el cuñado con un pié en la cárcel, si es que llega a pisarla. Y lo que no se sabe del rey saliente, que como era inimuptable nunca se le ha podido investigar.

Después de varios atascos, nos dice que olvidemos el pasado, eh, que pelillos a la mar. Que lo que importa ahora es lo que viene, ¡el futuro! Jajaja, es que me parto. La gilipollez del tiempo nuevo para una monarquía idem (¿o era al revés?) ya es para descojonarse. Querido, si hubieses convocado un referéndum preguntando a los españoles si te querían de rey, esas palabra hubieran estado de puta madre. Pero no ha sido así, sigues siendo un rey impuesto como lo fue tu padre y ahí de nuevo no hay absolutamente nada más que palabras vacías. Un patético intento de crear un eslogan, tratando a los ciudadanos como idiotas.

Y entonces, ¡tachán! Saca el tema terrorista. Discurso fresco y novedoso, ¿eh? Parece que no solo su padrino, el PP añora a ETA. Y digo añoran, ambos, porque el último atentado de la banda fue en el 2009 y después la banda declaró un alto el fuego y prácticamente su disolución. ¿Tan poco tiene este rey que ofrecer de positivo que busca un nexo común a través de la vieja receta del miedo? ¿Para qué a estas altura agitar la sombra del terrorismo?

Después de eso, más bla bla, más “mirar al futuro”, más palabras vacías como “cultura democrática” que es fácil decirlo pero de someterse al escrutinio del pueblo bajo referéndum ni una palabra. Hipócrita.

Mención aparte la acariciada en el lomo a los nacionalistas periféricos. Qué sí, que también sois España y que vuestras lenguas hay que protegerlas como al lince ibérico. Una amiga con la que vi el discurso, catalana ella y nada independentista se sintió insultada por ver considerada su lengua como una animalico al que proteger. Menuda torpeza, no sé bien si el que le escribió el discurso al rey era tonto o un republicano que está saboteando desde dentro.

Y resumiendo, que si las instiuciones son la monda y son las que tienen que líderar los cambios (traducción: el pueblo sigue siendo un convidado de piedra), que si ahora quien manda es Europa, que si me acuerdo que al otro lado del charco hay gente que habla español, que si un guiño a los amigos del Golfo (en referencia no a su padre, si no al Golfo Pérsico) y las conclusiones finales (no es literal pero lo traduzco al español de a pié):

“Oiga, que cuando veáis lo que bien que lo hago me vais a querer como yo quiero a España”.

Si todo lo va a hacer tan bien como soltar un discurso, apaga y vámonos.

Y es normal que Felipe quiera a España. Todos los españoles subvencionan los fastos y la vidorra de la familia Borbón, ahora Borbón y Grecia. Pero, ¿por qué los españoles deben querer a Felipe? ¿qué ha hecho? No sé, ¿ha escrito algún libro interesante? Qué digo un libro, una redacción, un articulillo… algo.  ¿Ha mediado con éxito en algún conflicto internacional? ¿ha investigado algo, algún avance científico? ¿canta? ¿sabe hacer encaje de bolillos? No sé, ¿sabe hacer algo aparte de vestirse de bonito y leer un discurso como lo lee el alumno más atrasado de una clase de primaria?

El hombre tiene 45 añazos. 45 años de no dar ni golpe más allá del paripé de los Premios Príncipe de Asturias, que no son otra cosa que una máquina de propaganda en donde se ponen figuras relevantes del mundo que sí han hecho algo en su vida junto al entonces príncipe para que parezca que están al mismo nivel. Y no se engañen, el premio le da reputación al príncipe a costa del premiado que ya la tenía previamente, no al revés.

Por no saber, no sabe ni escribirse su propio discurso, no sabe leerlo, no sabe vocalizar, no sabe no trabarse, no sabe mirar al frente, no sabe. Me gustaría que alguien explicara, en todos estos años: ¿en qué cojones se ha preparado? Porque no hay manera de adivinarlo.

Felipe “el Preparao” es un bluff.

Fiel reflejo de los poderes que le han aupado a la Corona. Incapaces, inoperantes y cuyo único fin es la perpetuación del status quo de sus familias y amigos a costa de exprimir sin descanso al resto de la población que no solo no es escuchada, no solo es ninguneada, si no que también es reprimida a base de hostias y visitas a la prisión con cargos tan difusos como “resistencia a la autoridad”. ¿Qué autoridad? ¿La de las armas?

Pero aún con todo eso, ¡démosle un voto de confianza al nuevo Jefe de Estado! Si realmente es un gran estadista, no tardará en disolver las cortes y convocar nuevas elecciones para hacer una limpieza de corruptos e inútiles al frente del gobierno. Que muestre su talante democrático y permita que el pueblo elija una nueva composición parlamentaria encargada de abrir un nuevo proceso constituyente que no esté lastrado como el antiguo por el poder que detentan los herederos de los vencedores de la Guerra Civil. Que, como afirmó en su momento que era posible, abra paso a el procedimiento por el cual se convoque un referéndum para que los españoles que, como él, no pudieron elegir la forma de Estado en su momento puedan hacerlo ahora. Que los de su misma generación tengan voz y voto en el futuro del país, que demuestre que el poder que ostenta provenga de verdad del pueblo, de los ciudadanos. De los actuales, no de los muertos.

Jajaja! Este último parrafo es bueno ¿eh? No va a pasar nada de eso. Este hombre no está preparado para trabajar en nada que no sea hacer el paripé, y encima incluso eso lo hace mal. Y mucho menos se va a enfrentar a los únicos que le sostienen, esa panda de corruptos profesionales que ocupan el actual parlamento.

Mis más sinceras condolencias al pueblo español. A pesar de tanta insistencia en el discurso del rey desnudo, el futuro se ve negro. Su país dificilmente levantará cabeza con un Jefe de Estado vitalicio tan incapaz, con las manos atadas y designado al fin y al cabo a la sombra de El Pardo.

 

Anuncios

Written by ailian

20 junio 2014 at 3:10 pm

Publicado en Uncategorized

A %d blogueros les gusta esto: