Aixi

el blog de ailian

Posts Tagged ‘actualidad

Lucha por el poder en Italia: la presidencia de la república

with 2 comments

Mientras en España la palabra de moda es “escrache”, en Italia un nuevo término está en boca de todos: “inciucio” (se pronuncia “inchucho”).

“Inciucio” viene del napolitano ‘nciucio, que significa cuchichear. Aparece como nueva jerga periodística refiriéndose a los acuerdos que hacen los partidos sottovoce, en privado, repartiéndose la tarta de poder y luego presentando esos acuerdos  al público como “necesidad de estado”.

Así están actualmente los dos grandes bloques de “izquierda” y “derecha” y lo pongo intencionadamente entre comillas porque, como en España, es una división más histórica que real. Tanto es así que PD y PDL ya pactaron anteriormente para apoyar el gobierno “técnico” de Mario Monti, de marcado corte neoliberal. Ahora lo que está en juego es la Presidencia de la República y ambos partidos necesitan colocar ahí a un hombre de confianza para intentar frenar el ímpetu ciudadano que busca demoler el tradicional mangoneo de los políticos que han llevado al desastre al país.

Italia es una república parlamentaria, muy diferente a una república presidencialista. El presidente es elegido en elección indirecta; es decir,  por una asamblea especial constituída por el parlamento y representantes de las regiones (tres por cada región excepto Val d’Aosta que tiene uno) y en voto secreto. El cargo de presidente dura 7 años, mucho más allá de lo que dura una legislatura, que es de cuatro. Esto impide que un  presidente pueda sea reelegido por el mismo parlamento. El presidente es el garante de la constitución, el que media entre los partidos para proponer gobierno y el que firma las leyes. Las atribuciones exclusivas que tiene son las de disolver las cámaras y convocar elecciones, y su propia dimisión.

El 15 de mayo del 2013 termina el mandato del actual presidente, Giorgio Napolitano, y por tanto debe ser elegido un sucesor. El socialdemócrata PDL, ganador por los pelos de las elecciones, ha aprovechado el regalo de 50 diputados a la formación vencedora que permite el sistema electoral italiano para imponerse en las presidencias del senado y el parlamento. El PD de Berlusconi, ante esto, pretende que entonces la presidencia de la república recaiga en alguien de su confianza para “equilibrar la balanza”, aunque es un puesto mucho más goloso y duradero que los anteriores, que le situaría en clara ventaja y por lo que lo más probable, y es lo que está sucediendo, es que pacten una figura de consenso con la formación socialdemócrata. Ambos partidos le hacen el vacío al M5S, como si no existiera. En una especie de autismo político intentan continuar su política del inciucio, repartirse el país bajo mano entre las formaciones de siempre e ignorar el resultado de las elecciones en las que perdieron millones de votos en favor de la lista ciudadana.

Mientras, el movimiento de Beppe Grillo convoca a través de la web unas elecciones para presentar su propio candidato a presidente, de  manera que permite que su propio electorado lo escoja en elecciones democráticas directas. Con 48.282 personas con derecho a voto en la organización (todos los inscritos antes del 12 de diciembre del 2012), estos son los candidatos propuestos:

Candidatos a Presidente de la Repúbica Italiana propuestos por los militantes del M5S

Candidatos a Presidente de la Repúbica Italiana propuestos por los militantes del M5S. (1)

De iquierda a derecha y de arriba a abajo:

–  Emma Bonino
Política italiana del  Partito Radicale, ha sido eurodiputada, ministra con el gobierno Prodi y actualmente vicepresidente del Senado.

– Gian Carlo Caselli
Magistrado italiano que luchó contra la mafia desde el tribunal de Palermo.

– Dario Fo
Actor, escenógrafo, director y autor teatral especializado en sátira social y política, premio Nobel de Literatura en 1997.

– Milena Gabanelli
Periodista, ex-corresponsal de guerra. En el año 2008 renunció a un premio literario aduciendo que otra concursante, más joven que ella, lo merecía más, argumentando que los premios deben apoyar a las jóvenes promesas y no a escritores consolidados.

– Beppe Grillo
Cómico  especializado en sátira política y cabeza visible del Movimento 5 Stelle.

– Ferdinando Imposimato
Ex-magistrado italiano, que saltó a la política como independiente para seguir luchando contra la mafia con iniciativas legislativas al respecto.

– Romano Prodi
Ex-primer ministro italiano, se apartó de la política activa italiana después de denunciar el “blairismo” (la doctrina de la tercera vía) que estaba sumiendo su formación, el PD. Actualmente no tienen ningun apoyo en el partido socialdemócrata.

– Stefano Rodotà
Jurista, político comunista (del PCI y despuñes del PDS) y profesor universitario.

–  Gino Strada
Cirujano y pacifista italiano, fundador de la ONG Emergency, dedicada a rehabilitar y ayudar a víctimas de guerra y de minas antipersona.

– Gustavo Zagrebelsky
Profesor universitario, jurista, juez miembro de la Corte Constitucinal del 1995 al 2004.

El lunes 15 de abril escogerán en segunda vuelta al candidato definitivo que presentarán ante el parlamento. Aún no se conoce el candidato que presentará la pdmenoelle (PD menos “L”), mote acuñado por Beppe Grillo para referirse al PD+PDL: digamos que es el equivalente al PPSOE español popularizado en las redes sociales.

La importancia vital de esta elección es el momento decisivo en el que se encuentran las instituciones italianas. Tras las elecciones, el actual presidente ha sido incapaz de poner de acuerdo a las fuerzas políticas para que formen gobierno. Ante un mandato que está por terminar, no puede imponer un gobierno en minoría que a su vez no tendría el apoyo parlamentario necesario. Napolitano ha convocado a una comisión especial de “sabios” para que encuentren una solución… todos elegidos en la esfera de influencia de PD y PDL. Nadie espera nada en claro de esta comisión.

Por tanto será el próximo presidente el que tenga que afrontar el problema, que en el peor de los casos (o en el mejor, depende de si habla PD+PDL o el M5S) disolvería las cámaras y convocaría nuevas elecciones.

Mientras el M5S denuncia la paralización del Estado querida por los grandes partidos, con un gobierno que funciona a golpes de decretos-ley, que estando en funciones solo debería promulgar en casos de extrema necesidad según la constitución, y además un parlamento que no puede debatir, convirtiéndose en un convidado de piedra. A su vez PD y PDL acusan al Movimento 5 Stelle de impedir la formación de un nuevo gobierno y ser esta la cusa de la paralización del país.

Los diputados del M5S en entrevistas públicas han recordado que el parlamento es soberano y puede funcionar sin un ejecutivo. Es decir, es el parlamento el que promulga las leyes y tiene funcionamiento autónomo. Sin embargo, el PD, que tiene la mayoría de escaños, ha impedido hasta día de hoy la formación de las comisiones permanentes encargadas de redactar y proponer las leyes que se discutirían en la cámara, bloqueando de facto la actividad parlamentaria.

El ejecutivo actual, provisional y dimisionario, tiene las manos atadas, pues es un ejecutivo en funciones deslegitimado y sin aval del parlamento. De esta manera el parlamento permanece secuestrado por el PD que impide su normal funcionamiento. El único poder que puede desbloquear esta situación es la Presidencia de la República y por esto es tan importante, quizás por primera vez en la historia de Italia.

Quien coloque a su candidato probablemente incline la balanza hacia una u otra Italia. La Italia de los partidos tradicionales, la del incucio, la del trapicheo constante del país para favorecer al entramado polítco-empresarial que ha destruído la economía  llevando al desastre actual o la Italia de los ciudadanos, aquellos que  hartos del saqueo han votado masívamente a las listas cívicas presentadas por el M5S y que necesitan aire fresco y una figura alejada de la vieja política que vele por la República por encima de los intereses de los lobbies.

Ahora la pelota está en el tejado de Berlusconi y Bersani, que aún están negociando el nombre del candidato a presentar. En esta complicada partida estratégica está en juego el futuro de Italia.

Actualización: Beppe Grillo se autoexcluye como candidato en las votaciones: http://www.beppegrillo.it/2013/04/nove_nomi_per_i.html

Actualización 19/03/2013:  Después de la renuncia de la más votada, Milena Gabanelli, y del segundo más votado, Gino Strada, finalmente el candidato del M5S es Stefano Rodotà, tercer candidato más votado: http://www.beppegrillo.it/2013/04/prima_gabanelli.html y http://www.beppegrillo.it/2013/04/stefano_rodota_candidato_presidente.html

——-

(1) Fuente:  http://www.beppegrillo.it/2013/04/i_10_nomi_per_i.html
 
 
Anuncios

Written by ailian

13 abril 2013 at 1:41 pm

Un poco antes de la revolución – Dario Fo

with 5 comments

Mientras los medios desinforman, ocupándose de distraer la atención sobre aspectos banales como el frustado intento de etiquetar a Grillo lo más peyorativamente posible, de desacreditar al M5S  tomando una frase de aquí y otra de allá de él mismo o de algún otro activista del movimiento… la historia se está escribiendo en Italia. Quizás sea mejor dejar a un lado los dimes y diretes y centrarnos en los hechos. ¿Qué está haciendo el M5S ahora que ha irrumpido como tercera fuerza política (al tiempo que partido en solitario más votado) en el parlamento?

La primera medida: renunciar a 100 millones de euros que le corresponderían solo por eso, por entrar con todos esos diputados al parlamento y al senado, cumpliendo uno de sus puntos fuertes del programa, es decir, el fin del financiamiento público a los partidos políticos (y de paso, a la prensa). Claro, su intención es articular una ley que afecte a todos, pero mientras, ellos dan un paso al frente y renuncian voluntariemante a esa prebenda como gesto de coherencia política.

Mientras, el partido que teóricamente debe formar gobierno, la coalición liderada por el PD, ¿qué está haciendo? De momento, lo único que se le ocurre es ofrecer al M5S un ministerio por aquí, un secretariado por allá… es decir, lo que tradicionalmente han hecho los partidos italianos en el poder: repartirse el pastel.

Pero en lugar de encontrarse estómagos agradecidos, lo que se han encontrado es algo que les pilla con el pié cambiado. Desde el M5S, y tanto el portavoz parlamentario Vito Crimi como el mismo Beppe Grillo desde su blog, han dicho que de eso nada. Que ellos solo votarán las leyes y propuestas acordes con el programa que presentaron en campaña, es decir, no quieren hacer pactos y alianzas en base a prebendas, lo que quieren es reformar la legislación en beneficio de todos los italianos, no apropiarse de un trozo del pastel y si te he visto no me acuerdo.

En palabras de Beppe Grillo: «El M5S votará las leyes que reflejen el propio programa sea quien sea que las proponga… el M5S no dara ningún voto de apoyo ciego al PD ni a otros. Si Bersani quisiera proponer la abolición del financiamiento público a los partidos, votaremos la propuesta sin dudarlo. (el M5S ha renunciado a 100 millones de euros que le corresponderían) y si pone en el calendario la aprobación de la renta básica universal la votaremos apasionadamente». Una explicación más dertallada de todo esto se puede leer en el anterior post.

Ante este panorama, Dario Fo, uno de los más grandes genios del siglo pasado y el corriente, premio Nobel de literatura en 1997, actor, director y escenógrafo teatral, famoso por sus textos de sátira política y social, explica con su habitual toque de humor y afilado lenguaje en un video colgado en el blog de Beppe Grillo su particular visión del asunto, que he traducido para ustedes a continuación:

Muchos me escriben y me llaman por teléfono, incluso hay quien me para por la calle preguntándome: «¿No le parece que Grillo, aparte de su talento, sea de hecho un populista?»

«¡Un momento! —respondo— ¿ustedes saben qué signicado tiene la palabra “populista”?»

El diccionario dice que populista es aquel cuya intención es mejorar la posición del pueblo permiténdole escapar de las violencias de la clase dominante, a los chantajes y la explotación. Por tanto es un término positivo, totalmente opuesto al término demagogo. Quizás aquellos que utilizan el término “populista” con tanta ligereza para denigrar a un opositor deberían volver al diccionario y consultar el significado de “demagogo” y descubrirían que, al contrario, esa expresión significa «aquel que con una hipocresía bien calculada busca aprovecharse de la ingenuidad de una población para conseguir ventajas indignas».

Así que, queridos, os habéis equivocado de vocablo.

Ahora bien, una buena norma en el momento de atribuír un comportamiento a alguien, como ha sucedido con Grillo (por ejemplo), es conocer la definición de la palabra que se usa.

Atención, esto no es una simple pedantería léxica, más bien es algo que requiere una cuidadosa atención al conocimiento del lenguaje.

Por tanto es una virtud que impone una actitud muy seria, especialmente en una contienda dialéctica correcta.

Este énfasis es verdad especialmente hoy, cuando de pronto todos los medios de comunicación, los partidos políticos y especialmente los moralistas y pedantes de la política, quienes dicen haber entendido todo del nuevo movimiento discrepante desde el principio, ahora están completamente desplazados con el trasero en el suelo inmersos en la cruda realidad.

Ellos en coro o entonando como solistas su sentencia, aseguraban apenas hace un mes que se trataba de la típica fanfarronada sin coherencia política alguna: «Ya los vimos anteriormente —se regozijaban— los estallidos de “el hombre común” y los movimientos contestatarios del ’68… nacer y a la misma velocidad explotar y después descalabrarse a la primera curva de la realidad».

El motivo de aquellos meteoritos efímeros son, sin duda,la candidez de una protesta genérica, privada de un mínimo análisis político, arrancada más bien de la típica sopa anarcoide en la que flotan subsiguientemente veleidades leninistas o típicos bordiguistas, caricaturas de jefes populares, a lo Cola di Rienzo y Masaniello, que de hecho acabaron linchados por sus propios seguidores.

Lo que ha pasado al final de una campaña electoral llevada por todos los partidos de manera, como mínimo, un poco vil, se ha revelado, para el movimento 5 stelle, un éxito fuera de todas las previsiones.

Yo mismo, que lo he vivido desde dentro del Movimiento, he quedado completamente atónito por el resultado final.

No hay constancia de que en Europa haya ocurrido nunca un acontecimiento de esta magnitud. No entenderlo ayer, ni hoy, significa ser completamente obtuso.

Desafortunadamente tenemos en política una masa de atolondrados llenos de sí mismos que creen que pueden resolver su necedad con truquitos y guiños de ojos.

En este momento estamos asistiendo a una especie de danza de memos aturdidos. Después de haber creado el caos, ahora no saben por dónde vienen los tiros y fingen certidumbre y claridad de ideas y programa.

Grillo ha hecho bien al denunciar inmediatemante, como ha hecho estos días. las maniobras justamente definidas como “el mercado de las vacas”  orquestadas por algunos de los exponentes del PD (Partito Democrático), que intentaban involucrar a personas del Movimento 5 Stelle ofreciéndoles cargos en un hipotético gobierno. Tentativa correctamente denunciada como la típica forma turbia de hacer política.

Para ponerlo en práctica, sin embargo, es necesario contar con personas dispuestas a venderse y el Movimento 5 Stelle, sus funcionarios electos, sus activistas, sus votantes, ¡jopé!, no están en venta. Estos manipuladores de centro-izquierda insisten en querer moverse fuera de la historia y no se dan cuenta. Que os entre bien en la cabeza, amigos míos: no estamos en la típica timba del poder y de intercambio de favores, donde una buena confabulación con soborno premia a la sociedad de los listillos. ¡Lo que está explotando delante de vuestras narices es el comienzo de una revolución! Y como decía una vieja canción:  «Tocad las trompetas, haced pedorretas, esta vez no vuelan solo los trapos mas se escacharra todo el jolgorio y vamos caminando juntos como en una fiesta de bodas, el primero que se sale [de la fila], vuela pa’ bajo».

Pero no acaba aquí.

He aquí que inmediatamente nuestros indelebles gatopardos intentan inventarse otra pantomima, recién horneada, y así van lloriqueando: «¿Como podemos solucionarlo? Nosotros, es cierto hemos usado ese truco durante años, permaneciendo inactivos y callados y guardando en el cajón las propuestas fundamentales como el conflicto de intereses, la reducción de los parlamentarios, el problema de los bombarderos y masacres que, por otra parte, nos cuestan miles de millones, con tal de defender hasta la muerte nuestros privilegios y prebendas de marajá». Pero ahora, gimoteando arrepentidos nos dicen: «Hoy estamos demostrando haber entendido nuestro error y estamos aquí inclinados y de rodillas dispuestos a ofrecer una alianza por la cual llevar a término los programas que vosotros mismos escogeréis como esenciales».

¡Quietos! Cuidado que la cantinela de el gato y el zorro la conocemos desde bastante tiempo. No quisieramos que si picasemos el anzuelo de vuestra propuesta cojiérais y comenzaseis con vuestras homilías de: «Por desgracia hay reglas que respetar, la burocracia ya se sabe, es insidiosa, necesita tiempo. hay que aceptar el cambio, posponer»…bailar ofreciendo las nalgas al primer bailarín del gobierno. El tiempo pasa y por supuesto acabaríamos embaucados y timados. Lo siento por vosotros queridos maestros de la mofa, pero esta vez el baile es otro; ha cambiado la orquesta, los músicos y los bailarines y ya no es un tango con casqué sino un Rock.

(grammmelot cantado)

Lanzamiento al aire a quien se pasa de listillo alargando las manos demasiado hacia el culo.

(grammmelot cantado)

Dario Fo

——

Original:  http://www.beppegrillo.it/2013/03/poco_prima_della_rivoluzione_-_dario_fo.html

Información adicional, gracias a un comentario de Alessandro Riolo en el artículo sobre la trayectoria de Beppe Grillo, lo que está sobre la mesa, el programa del M5S, integro en español: http://www.movimentocinquestelle.eu/documenti/programma-es.pdf

La traducción del artículo de Dario Fo está bajo licencia Creative Commons bajo las mismas condiciones que el original en italiano.

Written by ailian

7 marzo 2013 at 4:04 pm

Los movimientos políticos en Italia después de las elecciones

with 7 comments

En el artículo anterior hacía una somera presentación de la trayectoria de Beppe Grillo. En el debate que se generó tanto aquí como en menéame fueron desmontados la mayoría de los bulos que circulan sobre el cómico transformado en político y otros agradecieron un poco de información clara sobre la persona y el personaje. Algunos me pidieron que escribiera más sobre el Movimento 5 Stelle, que quizás emprenda más adelante. Pero hoy me he topado con un excelente artículo en italiano que explica y desgrana con afiladísima inteligencia los acontecimientos en la Italia post-electoral y que puede dilucidar para muchos quién son y como se mueven los políticos italianos. Porque mucho se ha hablado de Grillo, del personaje, pero muy poco de sus propuestas, tanto es así que muchos afirmaban que ni siquiera tenía programa, ni propuestas.

Las tiene.

Y de lo que menos se ha hablado es de “los otros”. Es decir, las dos grandes coaliciones que pugnaban (y pugnan) con Grillo en las elecciones. ¿qué sabe el público español de la coalición socialdemócrata, PD? ¿Que saben del PDL más allá de las andanzas erotico festivas de Berlusconi? Poco o nada.

Así, he ocupado el domingo en traducir este excelente artículo del pèriodísta Sergio di Cori Modigliani, lectura muy recomendable para entender qué, quién y cómo de los últimos acontecimientos políticos en Italia. Que ustedes lo disfruten.

Hay quien persigue el consenso y quien practica el disenso. Por lo cual…

Vamos al Sentido de la Política, finalmente.

Porque estas elecciones han aclarado muchas cosas.

Un mojito, —versión de la Liguria— bien ofrecido, es mi cocktail preferido.

Servido, además, con adornos: con tanto de poéticas olivas de la Puglia, verdaderas, aperitivos de pescado frito en salsa sicilana (30% de votos y primer partido), tostadas a la cazadora de puro estilo de Siena (24% de los votos la ciudad, el PD pierde e 14% de los votos y el alcalde saliente tira la toalla mientras la junta entera anuncia que no tiene valor para candidarse a la próximas elecciones municipales de mayo: se retiran) con un toque de piadina marchigiana (de la región de Le Marche, n.d.t.) donde han sido derrotados todos los candidatos dalemianos (apoyados por Massimo D’Alema n.d.t).

Un buen aperitivo, tengo que decirlo.

Porque de aperitivo se trata.

Se está preparando la mesa para el almuerzo.

Y quien habla de “sorpresa” vive fuera de la realidad.

Hay la confirmación de un despertar nacional de las mentes conscientes que anuncian la inminente desaparición de una entera clase dirigente política incapaz (además de gobernar) de pensar, de comprender, de entender qué está pasando.

No se dan cuenta, como de costumbre, de las cosas que suceden a la vista de todos.

Hacen cuentas, se encomiendan a los porcentajes, calculan las pérdidas, piensan que se trate de poner una pieza acá, tapar un agujero por allá, para poder apuntalar el dique que está colapsando.

Se trata de una revolución léxica, esa es la lectura del resultado electoral.

Primero aparece un nuevo lenguaje, gracias al uso de nuevas palabras, nuevos enunciados, y en consecuencia nuevas sinapsis en el cerebro que acabarán por modificar de manera inconcebible el imaginario colectivo de la nación.

Por una revolución cultural, al fin.

Vamos, pues, a las palabras.

Quien sostiene que lo que ha ocurrido es un voto de “protesta” se equivoca de largo: no es así.

El uso de esta definición nace de la manipulación lingüística que intenta desesperadamente aplicar la demagogia y la mistificación para ocultar la realidad.

La diferencia entre los tres flancos salidos de las urnas, PD, PDL y M5S(1) revelan claramente la gigantesca cuenca que separa dos modalidades opuestas de leer la existencia.

Por un lado tenemos los votos al PD (pierde el 30% de su electorado) y el PDL (pierde el 50% de su electorado) pertenecientes ambos a aquello que siempre han perseguido: el consenso. Esto significa que los electores italianos notoriamente temerosos y conservadores prefieren suscribirse a un acuerdo de eutanasia light por miedo, por miedo a lo nuevo, a lo desconocido y se convierten en cómplices declarados de quien ha expoliado y destruido el país. Y es que además lo saben, son conscientes de ello. Tanto es así que en estos días hemos asistido a afirmaciones como “me tapo la nariz y voto al PD”, como decir: “se que no funcionan, estoy al tanto de su incompetencia, huelo la peste a podrido pero los voto igualmente”. Los del PDL, mitómanos confesos, se han desecho en promesas y sus electores han seguido una fantasía totalmente ciegos a la estafa.

Los votos del M5S, en cambio, no son en absoluto votos ni de protesta, ni mucho menos de esperanza.

La “esperanza” en política es una frustración postergada.

La “protesta” en política es la manifestación de la propia incapacidad de proponer, de la propia declarada impotencia para encontrar o proporcionar solución alguna.

Quien ha votado al M5S pertenece a la categoría de los “realistas discrepantes”.

Propuestas realistas dentro de un marco de disociación de la clase política gobernante responsable del colapso italiano actual.

Son votos de disenso (2). Es una opción totalmente distinta.

O séase, son votos de ciudadanos que han decidido y escogido asumir la responsabilidad individual del propio acto cívico aclarando que no pretenden nunca más volver a ser cómplices de una clase dirigente política que no se ocupa del bien común, de los intereses de la colectividad, de las necesidades reales de la nación.

Mientras el PDL (a la compulsiva caza del consenso) alarmaba sobre el peligro de que las izquierdas conquistasen el poder, el PD —a la caza de idéntico consenso— hablaba de renovación presentandose con Rosy Bindy en Calabria, Anna Finocchiaro en Puglia, y los mismos dirigentes políticos del 2012, del 2011, del 2010, del 2009, del 2008 (la misma del 2001 y del 1994) apostando sobre el hecho de que la gente no tiene memoria y dando a entender que vale cualquier argumentación como quiera. Quien les ha votado se ha metido en una arquitectura surrealista, digamos como en aquellas escaleras diseñadas por el gran artista Escher, con plataformas que suben y bajan pero no van a ninguna parte.

Escaleras de Escher

Escaleras de Escher (3)

Consenso y disenso, entonces

Este es el primer resultado diferenciador de las elecciones, nada que ver con “protesta”.

Y por tanto el verdadero resultado es más o menos así: por un lado tenemos al 58% de los electores que dan el consenso al sin sentido(4) (por tanto un suicidio declarado y a sabiendas, “una eutanasia soft”) y por el otro tenemos al 25% de los italianos que disienten porque han identificado, reconocido, y dolorosamente encontrado la falta absoluta de sentido real de todas las no-propuestas de PD y PDL rechazándolas en su totalidad.

El voto al M5S es el voto de quien quiere recuperar un Sentido, es decir, auspicia que al frente de los bancos vayan expertos en finanzas y no políticos, a dirigir y gestionar los hospitales vayan médicos y dirigentes sanitarios expertos y competentes en vez de funcionarios de partido, y que cada profesión, en cada área, en cada puesto de trabajo, se apliquen los requisitos mínimos y elementales del sentido común: el personal debe ser seleccionado sobre la base de los propios méritos y calidad de las mismas competencias técnicas específicas en lugar de ir por el filtro organizado y gestionado por las secretarías de los partidos. Quien ha votado el M5S pretende y exige que se respete la Ley, que se reconozca el Estado de Derecho aplicando las sanciones correspondientes, que se recupere el delito de estafa contable, porque el Sentido Cívico consiste en promover a quien hace escribir a su contable la verdad de su negocios y castigar a quien declara en falso.

Eso es todo.

No se trata, entonces, de ninguna protesta y sostener eso es desviar la atención.

Si habéis votado al M5S rechazad ser identificados como quien protesta.

Se trata, en todo caso, de una banal tanto como legítima solicitud de reafirmar el Sentido de las cosas. Es un intento extremo de retornar a Italia de una situación de permanente anormalidad a una condición de normalidad, de respeto y aplicación de reglas y leyes, de normas y hábitos aplicables a toda la ciudadanía, con el objetivo declarado de construir una comunidad que se ocupe de administrar, gestionar y de que funcionen los bienes comunes de toda la colectividad: ¿os parece esta una protesta?

A mi no.

A mi me parece una afirmación de principios: la instauración del mérito del Sentido.

El día Martes, 26 de febrero fue crucial, ya que aclara varios aspectos, especialmente el hecho de que NO ES VERDAD que Italia sea ingobernable.

La verdad, hecha evidente por el 25% de los votos al M5S (para esto sirven las elecciones y aquí me dirijo a los abstencionistas) consiste en el hecho de que no es posible, bajo ninguna condición, gobernar como han gobernado hasta ahora: es una perspectiva lingüística totalmente diferente.

Aquí algunos elementos relevantes de las últimas dos jornadas, primero de todos el relativo a una de los grandes asuntos —por no decir “el Asunto” — del que se ha debatido hasta desfallecer en los últimos meses: ¿quién está realmente detrás de Beppe Grillo y Gianroberto Casaleggio? Por fin, ayer, el arcano ha sido desvelado y el misterio resuelto para siempre, espero que definitivamente. Se saben incuso los auténticos nombres de los dos geniales estrategas de la comunicación que (juntos) han decidido y establecido (entre bambalinas) cómo y por qué en las próximas e inminentes elecciones el M5S deba conseguir por lo menos el 52% de los votos válidos. Dada la desconcertante habilidad de ambos gurús, el dato es prácticamente cierto.

Se llaman Silvio Berlusconi y Anna Finocchiaro: ellos son los dos geniales artífices del triunfo electoral, próximo e inminente, que llevará al Movimento 5 Stelle a la inevitable mayoría absoluta. Será gracias a ellos.

Así es como estos dos gurús están lanzando la campaña de primavera:

Martes 26 de febrero, de hecho, a las 10 de la mañana, la senadora Anna Finocchiaro, totalmente indiferente a los resultados electorales, ha declarado orgullosamente: “Dado que el PD es consciente del momento que estamos viviendo y de la absoluta necesidad de garantizar un gobierno estable a la nación, asumimos la grave responsabilidad que deriva de ser la coalición ganadora en el parlamento e inmediatamente ponemos en marcha las consultas iniciales con el fin de lograr un acuerdo para la legislatura. Ya he telefoneado al senador Maurizio Lupi del PDL para que nos reunamos lo antes posible”.

A las 10:30 en el segundo canal de la Rai, Fabrizio Cicchitto responde: “Confirmo todo lo que ha dicho la senadora Finocchiaro, hoy mismo nos reuniremos con los colegas del PD porque somos responsables y sentimos como nuestro deber cívico dar a los italianos inmediatamente el gobierno que esperan”.

Resultado obtenido por ambos gurús: revuelta interna en ambos partidos.

Y luego Bersani, quien propone abrirse al M5S pero presentándo esa apertura desvergonzadamente como atribución de responsabilidad de la crisis actual al movimiento. En su mente, acostumbrada a los escuálidos pactos tácitos del cenagoso lenguaje político itálico, entendía sin sombra de duda que no había más que pedir a los neo-electos del M5S la cuenta de gastos. Él está acostumbrado a eso y es la única modalidad que conoce. Pensaba que Casaleggio enviaría un fax con los nombres de las fundaciones bancarias de las cuales quería la presidencia, dónde colocar a los neo-electos del movimiento y sobre cuál plataforma económica sentarse en una mesa a negociar. Así que está fuera de juego porque no comprende. Es absolutamente incapaz de entender el Sentido de esta nueva realidad.

Después de tres horas, algunos de estos neo-electos (entrevistados en toda Italia desordenadamente, algunos de los cuales ha explicado que — de momento — hablaban a título personal) han replicado diciendo todos lo mismo: “Nosotros estamos abiertos a votar a quien sea que acoja en su programa de gobierno nuestras propuestas, sin condiciones, o sea una inmediata nueva ley electoral, seguida de la ley sobre conflicto de intereses, una nueva ley anticorrupción, un recorte de parlamentarios, la renta básica universal y la supresión de los costes de la política, esto para empezar”.

Pánico y desconcierto entre las filas del PD. Y el gallardo Enrico Letta declara: “respetamos al M5S y tomamos acto de su innegable triunfo electoral; los consideramos interlocutores políticos, pero que quede claro que el PD no permite que nadie dicte su agenda”.

Y el audaz Alfano, en el talk show televisivo “Ballarò”, osadamente afirma que no hay lío, que no habrá ninguna reunión con el Partido Demócrata, y mucho menos con el M5S. Mientras tanto, desde la dirección del Partido Democrático, Walter Veltroni y Massimo D’Alema se declaran oficialmente “firmemente contrarios a cualquier acuerdo y encuentro con los de M5S”.

Beppe Grillo, por su parte, confirma a los periodistas la posición de sus electos: “Nosotros no hacemos ningún pacto con nadie, pero estamos positivamente abiertos y disponibles a votar cada propuesta individual que corresponda con nuestro programa: eso es lo que nos interesa”.

Se llega, entonces, al día de hoy. (por el 27 de febrero, n.d.t)

Los brillantes líderes del Partido Demócrata empiezan el día con una complacencia arrogante, señal de una completa falta del Sentido de la realidad. Declaran difusamente que no desean someterse a examen por los integrantes recién elegidos del M5S y le añaden un encargo ineludible (siempre Enrico Letta que apuesta por el bis de Monti): “Si Italia se vuelve ingobernable la responsabilidad sera del M5S que no está dispuesto a un acuerdo previo”. Esta frase, digna de un organigrama del Kremlin, traducida sería: “Esos del M5S nos tienen que firmar un cheque en blanco'”.

Pero a mitad de la mañana llega Silvio Berlusconi y declara lo siguiente a la buena y seria profesional del Corriere della Sera (edición on-line) Paola Di Caro: “Pasados los primeros días las cosas cambiarán, ahora los del PD se hacen los interesantes, miran a Grillo. Pero no lo conseguirán. Esa es una relación que no se aguanta política ni numericamente. Nos necesitarán a nosotros, llamarán a nuestra puerta. Veréis, vendrán a Canossa… Y os digo lo que creo: no estoy ni siquiera seguro que al final se de el encargo (de gobierno) a Bersani”. No está claro si es un auspicio o una amenaza. No importa mucho. Pero en el PDL hay una revuelta interna porque el grupo dirigente no está de acuerdo. Y el Cavaliere, rey de la comunicación polítiquesca italiota, poco después, advertido del levantamiento entre los suyos, no se deja escapar la ocasión y declara: “Si no hay acuerdo, se pongan cómodos. Que hagan lo que quieran, veamos cuanto duran. Yo mientras prepararé mi campaña electoral sobre los temas que interesan a nuestros electores, me siento fenomenal y esta vez jugaría como líder”.

Y para concluir, las declaraciones de Beppe Grillo que sostiene: “El M5S votará las leyes que reflejen el propio programa sea quien sea que las proponga… el M5S no dara ningún voto de apoyo ciego al PD ni a otros. Si Bersani quisiera proponer la abolición del financiamiento público a los partidos, votaremos la propuesta sin dudarlo. (el M5S ha renunciado a 100 millones de euros que le corresponderían) y si pone en el calendario la aprobación de la renta básica universal la votaremos apasionadamente”.

Esto es lo que está pasando.

Los del PD y los del PDL viven aún en el espacio mental de un mundo sin Sentido. No se dan cuenta, no entienden, no comprenden que las negociaciones no viajan sobre los raíles de presidencias, subsecretariados, gestión de empresas, sino sobre programas y propuestas. Por lo menos no cuando se habla con el M5S, si no no sería tal.

Se trata de una diferencia léxica, por el momento incompatible.

Son software mentales diferentes.

El PD y el PDL buscan acuerdo “consenso” identificado en gestiones asociativas privadas y personales de los bienes comunes y de los recursos de la colectividad. Es decir, como siempre.

Los de M5S buscan el acuerdo y están listos para el diálogo, la confrontación, y una plataforma de gobierno, sobre la base de la “disidencia”; identificada como la gestión pública de los recursos que se ponen a disposición de la colectividad. La esencia del disenso (5) es una ruptura con los precedentes fallidos que han durado veinte años, para dar muestra de una señal de discontinuidad en el trabajo parlamentario.

Es otro mundo gramatical. Es una ordenación diferente de las ideas.

De momento, pues, el PD y el PDL demuestran  no querer ningún cambio, ninguna reforma, ningún acuerdo, y de no ser capaces de saber o poder acoger ninguna de las propuestas llevadas a cabo por el M5S que obtuvo el voto de 8.800.000 ciudadanos.

Para ellos esas voces no valen nada.

Personalmente aconsejo a los neo-electos de armarse de toda la paciencia necesaria y no dejarse intimidar, de comprender que los mismos interlocutores no tienen sentido de la realidad, y por tanto hay que explicarles cómo son las cosas, como se hace a los niños pequeños o a los tarados. Quizás los del PD entenderán que ha llegado el momento de escuchar a la nación, las peticiones de los ciudadanos, las necesidades colectivas y se decidan a lanzar un programa que acoja los puntos por los que ha votado el 25% de los italianos.

Como destacaba el periodista Andrea Scanzi, de Il Fatto Quotidiano, dirigiéndose a los neo-electos: “D’Alema y Veltroni son contrarios a un diálogo con Grillo. Esa es la confirmación de que es el único camino posible. Probadlo”. (al margen: en el PD aún tienen a Veltroni y D’Alema que dictan la línea a seguir. O solo pontifican. Se han tirado “a bomba” hacia el propio abismo).

Entonces, aún no han entendido que esto es solo el aperitivo, un buen mojito entre amigos.

Así veo yo la cosa hoy.

¿Y vosotros?

 ———-
(1) Partito Democrático, Popolo della Libertà y Movimento 5 Stelle respectivamente.
(2) Dis-senso en el original. El autor hace un juego con la palabra dissenso, separándola para remarcar senso, sentido. (n.d.t)
(3) Fuente: http://es.dreamstime.com/imagen-de-archivo-libre-de-regal%C3%ADas-escaleras-de-escher-image6306396
(4) “consenso al non-Senso” en el original. de nuevo juego de palabras.
(5) “dis-Senso”en el original, de nuevo haciendo un juego de palabras para hacer incapié en el Sentido (de las cosas).

Written by ailian

3 marzo 2013 at 9:11 pm

Indignados: Comienza la guerra de guerrillas

with 37 comments

Manifestación sorpresa en la Rambla

Hoy miércoles 25 de mayo de 2011, una manifestación relámpago ha sorprendido a los viandantes de la Rambla. Organizada por los vecinos del Raval y Poble Sec entre 150 y 300 personas se han congregado a la altura del Liceu.

Primero unas 50 personas haciendo una cacerolada y con un elefante de cartón piedra bailando y el lema “El veïns una espècie en extinciò” (“Los vecinos una especie en extinción”). Luego voces de “¡Ya llegan los del Poble Sec!” y otra 200 personas con pitos y pancartas llamando a la movilicación vecinal.

Habían dos guardias urbanos. La cara que ponían era un poema, no sabían qué hacer.

Este es el camino. Que aparezcamos en cualquier momento, en cualquier lugar y que esa aparición sirva para que los que aún no se han enterado del reclamo hacia una auténtica democracia se puedan sumar.

Para quien no creía en las asambleas, esto lo han organizado dos asambleas vecinales. No queremos líderes que nos puedan engañar otra vez, queremos democracia.

Este es el texto traducido de los folletos que se repartían:

“Hace tiempo que las cosas están cambiendo en nuestro barrios. Con la excusa de la crisis nos están apretando cada vez más y nos piden esfuerzo, apoyo y sacrificio.
Paradójicamente, nos despiertan cada mañana con nuevas historias de corrupción política y nos criminalizan por el simple hecho de pensar, ser críticos y denunciarlo.

Hemos demostrado que estamos hartos que su único modelo de participación ciudadana sea que votemos cada 4 años y las soluciones las dicten los políticos desde arriba. No queremos que nos digan que es lo que tenemos que hacer y cuando.

La experiencia de pl. Catalunya y de todo el Estado es fruto de la indignación de miles de personas, pero también del trabajo que está surgiendo desde hace tiempo en muchos barrios de la ciudad.”

Folleto descriptivo con los motivos de la manifestación.

PS: Esta noticia la dí primero en el nótame, pero para una mayor difusión he creado este post. Es mi pequeña contribución al movimiento ciudadano.

Written by ailian

25 mayo 2011 at 10:53 pm

Así le luce el pelo a Ana Pastor

with 121 comments

Quería evitar escribir en el blog cosas de actualidad, porque en pocos días un artículo se hace viejo y obsoleto. Pero este tema me ha podido y voy a hacer una excepción.

Ana Pastor en la entrevista

 

Los vomitivos halagos que se ha llevado Ana Pastor en la entrevista que hizo al presidente iraní Ahmadineyad por toda la red merecen una réplica contundente. No conocía a esta “periodista”, así, en comillas. Y lo pongo en comillas porque lo que ha hecho no es periodismo, sino televisión espectáculo. Esta mujer es una estrella televisiva, parece salida de una teleserie o de una novela venezolana. Fotogénica, guapa y quizás buena actriz… pero no periodista. Se sabe bien el guión, y antepone destacar ella misma como personaje dejando en segundo plano la posibilidad de obtener información inédita o interesante del entrevistado. Por lo menos en este caso.

Vayamos por partes.

A la pregunta “¿Se tiene que intervenir en Libia?” el presidente iraní responde que no. Que los ejemplos de Irak y Afganistán demuestran que esa opción no soluciona, sino que más bien empeora las cosas. ¿Y qué hace Ana Pastor? No escucha. No le interesa ni le gusta esa respuesta. Y a partir de ahí, prácticamente al principio de la entrevista, empieza su naufragio como periodista. Porque en lugar de mostrarse imparcial y profundizar en las respuestas quiere imponer su criterio. Da a entender con argumentos e insistencia que se tiene que hacer una intervención en Libia.

En este punto es necesario analizar al entrevistado. Ahmadineyad será lo que ustedes quieran, pero no tiene un pelo de tonto. Muchos de los halagadores de la Pastor han enaltecido su “valentía” a la hora de tocar temas peliagudos para Irán. Menuda memez. ¿De verdad se piensan que el presidente iraní no se esperaba esas preguntas de un medio occidental? No solo se las esperaba, sino que se había preparado cuidadosamente las respuestas. Diríase incluso que Ahmadineyad se había preparado la entrevista muchísimo mejor que la Pastor. En ningún momento dudó, sabía a lo que iba y sabía muy bien la imagen y el mensaje que quería dar.

De esto la Pastor ni se coscó, ella iba con su guión, preparado por algún negro y p’alante. Repite y repite la misma pregunta, insiste e insiste que hay que intervenir. Y eso después de que Ahmadineyad le dijera: “Tienen que dejar de tener una visión colonialista”. Y de eso justamente peca la pastor, de soberbia colonialista. Desde la insistencia en imponer como se tiene que hacer las cosas en Libia hasta el patético truquito de quitarse el pañuelo.

Es de primero de entrevistología, permítaseme la licencia, que si el interlocutor ya ha dado una respuesta no la va a cambiar porque le repitas la misma pregunta mil veces. Era normal y previsible que el entrevistado repitiera entonces la misma respuesta. Si quería sacarle nueva información, le tenía que hacer nuevas preguntas y no insistir como dando a entender que esa no era la respuesta correcta. Y cuando Ahmadineyad insiste en la pregunta “Quién ha dado esos armamentos a la Libia?”, Ana Pastor pregunta: “¿A quién está acusando?”. Y ahí demuestra una vez más su ineptitud. Debería repasar sus apuntes, porque imagino que en la carrera, ¿que digo en la carrera? en la escuela secundaria habrá aprendido en algún momento la figura de la pregunta retórica. Y cuando el presidente pregunta de nuevo: “¿Quién vendió ese armamento?¿Algún país africano?” utilizando la ironía, ella, con la misma ineptitud de antes responde: “Yo no lo se”. Está la mujer tan pagada de sí misma que se cree que le pregunta a ella. Querida, siento decepcionarte pero el hombre lanzaba la pregunta para hacer reflexionar al espectador, no porque esperara una respuesta tuya.

Para rematarlo, ante los hechos constatado de los que habla Ahmadineyad, o sea que las dictaduras de Oriente Medio eran apoyadas militar y económicamente por EE.UU. y Europa, ella responde (como si fuese el papel de un entrevistador defender una posición) que Irán está acusado de provocar las revueltas de Yemen y Bahrein. Acusación que proviene de Hillary Clinton, vicepresidenta de EE.UU. y que carece de pruebas. Es decir, mezcla churras con merinas, hechos constatados con especulaciones. Esto se lo da a entender el presidente iraní, volviendo hábilmente a utilizar las preguntas retóricas para que el espectador las responda por sí mismo en su casa: “¿De quién son las bases militares extranjeras instaladas en esos países?¿Con quién tenían contratos de provisión de armamento, con nosotros o con EE.UU. y Europa?”. Y ella, mostrando una ineptitud que a mi me dio vergüenza ajena responde con soberbia: “Presidente, no se en su país pero en el mío los periodistas somos los que hacemos las preguntas”. Admiro la paciencia de Ahmadineyad, por que era para decirle en toda la cara: “Oiga señora, que no le estoy preguntando a usted, la pregunta se responde sola. Perdone pero, ¿usted tiene estudios? Ahora  que se lo pregunto a usted”.

Y a  mitad de la entrevista, el presidente iraní le hace jaque mate a la entrevistadora: “A usted le gustaría que contestase lo que usted quiere. Pero no es así. Usted tiene que preguntarme a mi y escuchar mi respuesta. Deje que los telespectadores oigan y juzguen por sí mismos”. Dio en el clavo. La Pastor buscaba en todo momento dirigir las respuestas, imponer un punto de vista sin tener el mínimo interés en el punto de vista del entrevistado. Y perdónenme pero a mi no me interesa en absoluto la opinión de Ana Pastor, ni la de TVE, ni de la vecina del quinto. Si miro una entrevista la opinión que quiero escuchar es la del entrevistado, sea Ahmadineyad, el Papa o Perico de los Palotes.

Ahmadineyad

Y la verdad es que Ahmadineyad no dice tonterías. Con la frase lapidaria pero terriblemente cierta de “Dígame un solo dictador en el mundo que no haya estado apoyado por EE. UU. y Europa”. Va a la raíz del problema y descubre también la hipocresía de Occidente. ¿Con qué autoridad moral pretenden criticar a otros países cuando ellos mismos han apoyado o apoyan a gobiernos dictatoriales como el de Pinochet, MusharrafAbdalá bin Abdelaziz?

Y tan preparada tenía la entrevista el presidente iraní, que cuando la Pastor intenta atacarle con el tema de los opositores él responde hablando de los “separatistas”. Y eso fue una estocada en toda regla. No solo por los argumentos que expuso, diciendo muy claro que por ser opositor no eres inmune a la ley y no puedes ir por ahí “incendiando edificios” (sic), sino que justamente con el tema vasco (aunque esto Ahmadineyad no lo sabe) es donde el gobierno español debería agachar la cabeza porque no está en posición de dar lecciones de democracia a nadie. Con periódicos cerrados, partidos ilegalizados y presuntas torturas a presos. Y ahí patina de nuevo Ana Pastor. O miente a sabiendas, que es peor, diciendo que en España no se persigue a los opositores.

Y en el único momento que podía realmente mermar la imagen de Ahmadineyad, lo desaprovecha. El tema de las lapidaciones y las ejecuciones a homosexuales no tenía posibilidad de escapatoria. Pero como ella es torpe, se le escapa. Pasa de puntillas y se pierde. Él, muy hábil, desvía la conversación hacia el tema de Israel y ella pica el anzuelo.

Mención aparte, y para acabar, merece el tema del pañuelo. Es evidente que estaba preparado. Desde el principio ella lo lleva mal colocado e incluso hay un momento en que se lo toca para asegurarse de que efectivamente se ha deslizado hacia atrás. La primera lectura de esto es que probablemente Ana Pastor esperaba incomodar al presidente iraní, quizás incluso provocar una reacción airada o que le llamase de alguna manera la atención. Pero Ahmadineyad no le da importancia, aparentemente, y se centra en su discurso. Y le gana el pulso. En todo momento es dueño de la situación, se muestra sonriente, no eleva en ningún momento el tono ni da muestra alguna de nerviosismo. Ella en cambio no para de moverse, pone muecas, demuestra estupor y se muestra impaciente interrumpiendo a menudo las respuestas del entrevistado. Incluso con expresiones inaceptables para un entrevistador medianamente decente como “pero… pero…” o “yo creo que…”. Usted, señora, no tiene que “creer” nada, no debe dar su opinión. Su función es hacer preguntas y si tiene que aportar algo son datos objetivos y punto.

La segunda lectura del gesto de quitarse el pañuelo es todavía peor. Muestra y demuestra que esta señora no es una periodista, sino una estrella televisiva. No quería hacer un programa informativo, sino lucirse ella. Cuando el entrevistador se pone en el papel de protagonista en realidad deja de serlo. Ahora, toda la entrevista pasa a segundo plano y el foco se centra en ella. La osada. La valiente. La bizarra.

Y cuando la entrevistadora pasa a primer plano, la entrevista y el entrevistado son meros comparsas. Es decir, aquello ya no es una entrevista. Se convierte en un espectáculo. Lo que dijo Ahmadineyad ya no importa. Solo fue un instrumento para el presunto, y digo presunto lucimiento de la diva. Y así ha sido, miles de alabanzas a ella. Guapa como una actriz de telenovela venezolana, heroína nacional, estrella de la televisión. Quizás sea todo eso, pero periodista, lo que se dice periodista… eso seguro que no lo es.

Written by ailian

16 marzo 2011 at 1:57 am

Publicado en actualidad

Tagged with , ,

A %d blogueros les gusta esto: